Iglesia se adapta al coronavirus y pide matrimonios y velorios con grupos pequeños

El Arzobispado de Santiago se sumó a las medidas de prevención del Gobierno para contribuir a la protección de la salud pública del país.

Justo después de que el gobierno anunciara el cierre de las fronteras a partir de este miércoles 18 de marzo, el Arzobispado de Santiago también tomó medidas para para contribuir a la protección de la salud pública del país ante la propagación del coronavirus.

A través de un comunicado, solicitaron a todos los fieles «seguir la Misa por radio, televisión y/o internet, así como también a leer y meditar el evangelio diario disponible en la web».

Sobre la eucaristía diaria –incluida la dominical- se les pidió a los sacerdotes que la celebren en grupos reducidos, no superiores a cinco personas. «Según la evolución de la crisis, estas medidas podrían modificarse, llegando incluso a la suspensión temporal de la celebración pública de la misa», sostuvieron.

En cuanto a matrimonios ya programados, y que no se puedan posponer, el Arzobispado de Santiago recomendó realizarlos en grupos pequeños y siguiendo las directrices de las autoridades sanitarias. «Los que no estén programados, solicitamos que se re-agenden hasta superar la crisis», dijeron.

En relación a los velorios, señalaron que las iglesias seguirán prestando los servicios. «Pedimos que los responsos se celebren de una manera simplificada y en grupos pequeños, siempre en diálogo con las familias, proponiéndoles hacer la misa de funeral cuando la situación se normalice», afirmaron.

Por otro lado, se suspenderán temporalmente las catequesis presenciales, como también charlas, encuentros formativos, conciertos, conferencias o eventos de carácter similar, en templos y dependencias diocesanas

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!