Inauguran capilla de la Unidad Penal de Talca destruida por el terremoto 27/F

Pasaron 6 años desde que fue demolida la capilla para internos del penal de Talca. La anhelada reconstrucción vio la luz y su inauguración fue encabezada por el Obispo de Talca, Horacio Valenzuela.

TALCA.- “Este es un lugar donde podemos encontrar la humildad…la amistad, un lugar donde buscar la tranquilidad, liberar nuestras cargas y encontrar al señor” con estas palabras Monseñor Horacio Valenzuela dio por inaugurada la reconstruida capilla que funciona al interior del Centro de Cumplimiento Penitenciario (CCP) de Talca.

La capilla fue reinaugurada con el nombre de “Jesus: Nuestra Esperanza” y es el resultado del esfuerzo y el aporte de particulares, de las parroquias de Talca, el Monasterio de Monjes de Bélgica e internos del mismo penal, quienes aportaron con su mano de obra.

Al respecto el diácono padre Guido Gossens, quien lidero esta iniciativa señaló “Nosotros teníamos una capilla antes, pero tras el terremoto del año 2010, debieron demolerla. Luego pasaron muchos años en que debíamos realizar las actividades religiosas en la escuela o en el lugar que estuviera disponible dentro de la cárcel. Nos hacía mucha falta un lugar para la fe”.

La inauguración fue celebrada con una misa realizada por el Obispo de Talca, Horacio Valenzuela. Al acto ecuménico asistió el Director Regional (s) de Gendarmería, Teniente Coronel Raúl Arellano Blanco, el Jefe (s) del CCP de Talca, Mayor Héctor Agurto y la Seremi de Justicia, María Luisa Vallejos, representantes de la Iglesia Católica de Talca y funcionarios de Gendarmería.

Por su parte el Director Regional s) de Gendarmería enfatizó la importancia de este tipo de espacios para quienes cumplen una condena “acá los internos necesitan un lugar para poder encontrarse con su fe…con sus creencias, eso también es parte del trabajo que realiza Gendarmería por la protección de los derechos humanos, es por ello, que les brindamos este espacio para que pudieran reconstruir la capilla católica” puntualizó.

A la misa inaugural también asistieron representantes de las parroquias de Talca, particulares que ayudaron en la reconstrucción y los internos beneficiados con este nuevo espacio para la reflexión y el encuentro con la fe católica.

Cabe destacar que al interior del penal talquino funciona una pastoral católica que cuenta con unos 100 internos participantes, y a la fecha ya son unas 15 personas externas al recinto penal las que participan en la pastoral del Centro de Cumplimiento Penitenciario de Talca.

La misa culminó con la entrega algunas palabras espontaneas de las personas privadas de libertad que tuvieron una participación más directa en la reconstrucción, quienes con una emoción que se dejaba ver en sus palabras agradecieron a todos quienes apoyaron la iniciativa.

 

 

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!