Inauguran extensión de la ruta costera que une al Maule sur con el Biobío

En la oportunidad sellaron acuerdo con alcaldes para mejorar la conectividad en el valle del Itata.

Con casi 11 kilómetros de asfaltado, pistas para camiones con carga forestal pesada y dos puentes de hormigón que reemplazan a los antiguos de madera, la ruta costera que une a las caletas del Maule sur completó el mejoramiento de su estándar desde Chanco hasta el límite con la región del Biobío, en un nuevo avance del Programa de Zonas Rezagadas del Gobierno de Chile.

Fue el propio ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, acompañado de los intendentes del Maule, Pablo Meza, y Biobío, Rodrigo Díaz, y de los alcaldes de Pelluhue, María Luz Reyes, y Cobquecura, Julio Fuentes, quien este miércoles llegó hasta la escuela de Tregualemu, en la VII Región, para inaugurar el nuevo tramo de la ruta que une la costa sur del Maule con el litoral norte del Biobío y que hasta hace algunos años era de ripio.

“En la medida que la ruta costera se desarrolla, se ensancha Chile y con ello, el desarrollo turístico y el productivo, además de la conectividad de cada uno de los lugares”, aseguró el Secretario de Estado.

Al tiempo, el Ministro Undurraga explicó que “lo que estamos haciendo aquí es doble: por un lado, inaugurar el tramo sur de 10 kilómetros que nos faltaban de la ruta costera en la región del Maule, que los tuvimos listos en enero pasado, pero por los incendios pospusimos su inauguración; y por otro, tomamos el compromiso de hacer la licitación del diseño de ingeniería de un nuevo puente sobre el río Itata. Esto significa que reprogramamos el estudio de prefactibilidad –ya en ejecución- de la ruta costera que une el litoral norte del Biobío, para adelantar a 2017 el estudio que nos permita saber cuál alternativa de puente sobre el Itata es la mejor. Hay una de 1000 metros, otra de 1160 mt y una de 700 mt. A partir de eso, el en 2018 vamos licitar el diseño del puente, cumpliendo así un compromiso que habíamos tomado los alcaldes de la costa norte del Biobío, con los parlamentarios de la zona y con el intendente Díaz”.

El titular de Obras Públicas afirmó que la culminación de la ruta costera en el Maule “va de la mano con otras obras que hemos hecho hacia el sur. En la región del Biobío, ya terminamos lo que faltaba hacia el sur de Tirúa y estamos ahora pavimentando el inicio de la ruta en la región de la Araucanía, entre el límite regional y Carahue. De esta forma, la ruta costera se transforma en una alternativa entre las regiones VII y IX. ¿Qué es lo que faltaba? El puente sobre el río Itata y es el compromiso que tomamos hoy de iniciar su diseño el año 2018”.

Respecto a la decisión de priorizar el puente, la autoridad dijo que se hacía por dos razones: “la primera, porque es más largo y difícil hacer un puente, por lo tanto, es mejor partir antes; y la segunda, porque el puente gatilla el resto de las inversiones. Así nos lo habían señalado los alcaldes involucrados y el intendente del Biobío. Y esto beneficia no solo a la región del Biobío, sino también al Maule, porque se va a poder llegar más rápido al Gran Concepción y a todo el litoral de la región del Biobío”.

Considerando que quedan 11 meses para que finalice el actual gobierno, Undurraga señaló que “el financiamiento para el diseño del nuevo puente Itata va a quedar en la ley de presupuesto 2018. Como la ruta costera que une al Maule con el Biobío es una obra de Estado, que trasciende a los gobiernos, no tengo duda de que quien venga, le dará continuidad a este proyecto, pues si está hecha la prefactibilidad y el presupuesto, no veo razón alguna para lo contrario”.

El tramo de 10,48 kilómetros recientemente asfaltado de la ruta costera del Maule sur va desde el sector de Chovellén hasta el límite regional con el Biobío. Se trata de una inversión del Ministerio de Obras Públicas de casi $12.800 millones y de la que destacan el reemplazo de dos puentes de madera por viaductos de hormigón, la creación de tramos con una tercera pista para el flujo de camiones con carga forestal pesada y un conjunto de elementos de seguridad, como defensas galvanizadas, tachas reflectantes y muros de contención de taludes.

“Estoy muy contento de poder terminar un antiguo proyecto que comenzamos a trabajar el año 1996”, contó el intendente del Maule, Pablo Meza, y agregó que “lo terminamos hoy con un camino de alto estándar y sobre todo cumpliendo un mandato de la Presidenta Bachelet de disminuir las brechas de desigualdad, en este caso, mejorando la conectividad para acercar a los pueblos”.

El jefe del gobierno regional del Maule dijo creer que “esto no sólo va a fomentar las actividades productivas, sino también el intercambio de las personas. Y entonces aquí tenemos una obra pública traducida en bienestar para los maulinos y la gente del Biobío”.

Por su parte, el intendente del Biobío, Rodrigo Díaz, señaló que “lo que estamos haciendo acá es potenciar uno de los objetivos que se ha propuesto la gente de estas zonas, que es desarrollar el turismo. Hoy vamos a tener mejores posibilidades de aprovechar las riquezas naturales de estos lugares para poder explotar el desarrollo turístico, pues, además, aquí hay una rica gastronomía con productos del mar”.

Además, Díaz aseguró que “hemos tomado una decisión política con consecuencias para esta macrozona y es adelantar la prefactibilidad de cuál es la mejor opción para construir un puente sobre el río Itata, de tal forma que el diseño de ingeniería se pueda efectuar durante 2018”.

A la ceremonia de inauguración del asfaltado del último tramo de la ruta costera del Maule sur llegaron también los secretarios regionales ministeriales de Obras Públicas del Maule, Guillermo Jiménez, y del Biobío, René Carvajal, gobernadores de las provincias de Cauquenes, Gerardo Villagra, y de Ñuble, Álvaro Miguieles, el diputado Jorge Sabag, los alcaldes de las comunas de Coelemu, Trehuaco y Tomé, consejeros regionales y concejales comunales.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!