Indignación por detención de médico en Urgencia del Hospital Regional de Talca

Un médico que trabajó en un turno de 24 horas en la urgencia del Hospital Regional de Talca (HRT) y que realizó cirugías de emergencia durante la madrugada del 18 de septiembre, fue detenido por carabineros al término de su turno de trabajo.

TALCA.- La insólita situación se produjo debido a que personal de Carabineros solicitó realizar una constatación de lesiones, a lo que el facultativo respondió que él ya no estaba trabajando, pues su turno había terminado y que otro médico realizaría el procedimiento.

“Producto de un procedimiento médico legal y ya habiendo terminado su turno de trabajo, un médico de Urgencia fue detenido por Carabineros, lo que nos tiene a todos los profesionales del hospital preocupados y muy molestos. Consideramos que después de una ardua labor, sea detenido, es una denostación. Más aún cuando ya había realizado todo su trabajo y había terminado sus labores”, señaló el médico jefe de la Unidad de Urgencia del HRT, Dr. Patricio Ibáñez.

El médico fue detenido por no efectuar un procedimiento de constatación de lesiones, lo que provocó la inmediata reacción de las autoridades de salud que lamentaron este hecho que viene a empañar las relaciones entre Carabineros y el HRT, además de generar confusión en la opinión pública.

Si bien es cierto en un principio se habló de “denegación de auxilio” para justificar la detención, con el paso de las horas y mayor conocimiento de los hechos, se transformó en una detención ilegal y arbitraria en contra del facultativo, siendo calificada en redes sociales como abuso de poder por parte de Carabineros.

El Dr. Ibáñez reiteró que en los próximos días se estudiarán las acciones a seguir, debido al daño provocado no solo al médico afectado, sino que a todo el hospital.

Es tal la ofuscación entre los profesionales del Hospital de Talca que muchos estarían dispuestos a renunciar de manera masiva, en medida de apoyo al médico detenido.

Según la versión de carabineros a través del Capitán Carlos Fernández, el personal policial llegó 3.30 horas aprox. al recinto con personas detenidas para practicar la alcoholemia y  constatar lesiones, hecho que se realiza constantemente como procedimiento de rigor, siendo atendidos a las 8.00 horas, negándose el médico Carlos Marino a practicar uno de esos procedimientos mencionando que su turno ya había terminado, por lo que los uniformados procedieron a tomarlo detenido por negación de auxilio.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!