Inició la elaboración de plan de descontaminación del aire en Curicó

La primera etapa será la creación de un anteproyecto de este plan, el que luego será sometido a consulta pública. La zona saturada abarca una superficie de 1.235 km2 que incluye parte de las comunas de Curicó, Teno, Rauco, Romeral, Sagrada Familia y Molina, donde el 80% de la contaminación proviene de la combustión residencial de leña.

Este martes se publicó en el Diario Oficial el decreto que oficializa la declaratoria de Zona Saturada por Material Particulado Fino Respirable (MP2,5) para el valle central de la Provincia de Curicó, que abarca parte de las comunas de Curicó, Teno, Rauco, Romeral, Sagrada Familia y Molina. Esto implica un área de 1,235 km2, que equivale al 4% de la superficie regional y que concentra gran parte de la población de la provincia.

Esta declaración de zona saturada se fundamenta en mediciones efectuadas por la estación de monitoreo de calidad del aire del Ministerio del Medio Ambiente en la zona de Curicó, las que permitieron determinar que la norma primaria para MP2,5 —como concentración de 24 horas— se encuentra sobrepasada.

Al respecto, el ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier, afirmó que “la declaratoria de zona saturada establecida en seis comunas de la Provincia de Curicó nos permite ahora iniciar la elaboración de un plan de descontaminación atmosférica por material particulado fino, que es precisamente el más dañino para las personas, con el objeto de proteger la salud de sus habitantes y mejorar su calidad de vida”.

“La primera etapa de este proceso —agregó el ministro Badenier— será la elaboración de un anteproyecto de plan de descontaminación, el que posteriormente será sometido a una consulta pública abierta a todos quieran participar entregando su opinión respecto de las medidas que se establecerán en el para disminuir los índices de contaminación del aire”.

Este trabajo se enmarca en la Estrategia de 14 Planes de Descontaminación Atmosférica que impulsa el Ministerio del Medio Ambiente, el esfuerzo más grande que ha realizado un gobierno para mejorar la calidad del aire de las principales ciudades del país, y proteger así la salud de sus habitantes.

En este contexto, en dos años de gestión ya se han aprobado seis planes de descontaminación atmosférica (Andacollo, Temuco, Talca- Maule, Chillán- Chillán Viejo, Osorno y Coyhaique), cuatro veces más de lo que normalmente se elaboraba en un período de gobierno. Esto implica que más de 1 millón de chilenos cuentan hoy con medidas concretas para mejorar la calidad del aire de sus ciudades y disminuir su exposición a la contaminación.

De acuerdo a los antecedentes, la principal fuente de contaminación del valle central de la Provincia de Curicó es el alto consumo de leña húmeda como combustible para la calefacción residencial, principalmente en los meses de invierno, situación que se agrava por las condiciones meteorológicas y geográficas de la zona, inserta en un valle protegido por un cordón montañoso.

Según el inventario elaborado en base al Registro de Emisiones y Transferencia de Contaminantes (RETC) del Ministerio del Medio Ambiente, las principales fuentes de emisiones en el área declarada como zona saturada son la combustión residencial de leña (80%), los incendios forestales (17%), algunas fuentes puntuales (2%) y las quemas agrícolas (1%).

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!