INTERNACIONAL/ Cuarentena total en Inglaterra debido a nueva cepa: Se mantendría al menos hasta febrero

Inglaterra será sometida a un tercer confinamiento total, incluido el cierre de escuelas, anunció este lunes el primer ministro Boris Johnson, después que Escocia hiciera lo propio, dejando al Reino Unido con la única esperanza de la vacuna AstraZeneca/Oxford que comenzó a inyectar.

Con más de 75.400 muertes, el Reino Unido es uno de los países de Europa más castigados por el coronavirus y se enfrenta a otra ola imparable de contagios desde el descubrimiento en diciembre de una nueva cepa mucho más contagiosa.

«Tenemos que hacer más, juntos, para poner esta nueva variante bajo control mientras distribuimos nuestras vacunas», afirmó Johnson en un breve y solemne mensaje a la nación retransmitido en la hora de mayor audiencia nocturna. «Por lo tanto, debemos entrar en un confinamiento nacional lo suficientemente duro para contener esta cepa», agregó.

Los diputados regresarán de sus vacaciones el miércoles para votar la medida, que entrará en vigor «cuanto antes», precisó, aunque pidió a la población empezar a aplicarla ya. Si las condiciones lo permiten, el gobierno espera poder comenzar a levantar las restricciones a mediados de febrero, afirmó.

Aumentan los casos

La situación en el país es grave: el lunes había 26.626 pacientes hospitalizados con Covid-19 en Inglaterra, un aumento del 30% respecto al pasado lunes. El récord de ingresos durante la primera ola en primavera fue de 18.974.

El ratio de contagios al 30 de diciembre era de 518 por 100.000 habitantes en Inglaterra y 950 en Londres, según datos oficiales.

La decisión de Escocia

En este contexto, los cuatro consejeros médicos de Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte, más el director del servicio público de salud inglés, habían pedido conjuntamente restricciones totales ante el «riesgo de que los servicios de sanidad se vean superados».

También en Escocia, la primera ministra, Nicola Sturgeon, había anunciado poco antes su decisión de «introducir a partir de medianoche, durante todo el mes de enero, un requisito legal de permanecer en casa, excepto para fines esenciales, similar al confinamiento del pasado marzo».

En ambos casos, los centros educativos de todos los niveles tendrán que pasar a la educación a distancia a partir del martes. Solo las guarderías permanecerán abiertas.

Johnson se vio presionado

En conversación con Mega Plus Alerta, la directora de Programas de Estudios Europeos de la Universidad de Concepción, Paulina Astroza, indicó que: «Vuelven a medidas que se habían adoptado en el mes de marzo, que él (Johnson) había dicho que no iban a volver a una cuarentena tal como hoy día se está declarando. Pero la curva está casi vertical, los contagios están realmente disparados y el sistema sanitario está saturado».

«Hace dos semanas atrás los expertos le habían dicho que había que tomar estas medidas, más aun con esta variante que había aparecido en Reino Unido. La verdad es que se vio presionado contra su voluntad a cerrar todo», añadió.