Investigan femicidio en Pudahuel: Hombre habría matado a amante y quemado su cuerpo

Los restos de la víctima calcinados fueron hallados al interior de un tambor en un sitio eriazo.

SANTIAGO.- Un macabro hallazgo quedó al descubierto el domingo en un barranco en la comuna de Pudahuel. Fueron unos transeúntes quienes dieron con un tambor de 200 litros que contenía restos óseos, presumiblemente humanos.

Tras dar aviso a Carabineros y luego de las primeras diligencias, se determinó que el cuerpo correspondería al de una mujer desaparecida desde la semana pasada en el mismo sector. Ella habría sido asesinada y quemada al interior del tarro, para luego ser lanzada por una quebrada.

Según información preliminar, se trataría de Nelly Ascencio de 34 años, viuda y con dos hijos pequeños que mantenía una relación con un hombre casado.

La última vez que su madre la vio con vida, iba camino a juntarse con él, pero no regresó más. Luego de hacerle algunas preguntas al supuesto homicida, Pedro Cortés, éste confesó el crimen ante la policía.

El mayor Felipe Rosemberg Arancibia de la 26 comisaría de Pudahuel, relató que personal policial recibió información sobre los restos óseos en el sector de Noviciado, los que estarían siendo periciados por personal especializado.

“La mamá de una mujer desaparecida llegó hasta la comisaría y nos dijo que presumía con fundamentos, que los restos encontrados correspondían lamentablemente a su hija”, señaló el oficial. Y además detalló sobre el encuentro que tendría con el hombre.

“Cuando estábamos en el sitio del suceso él se acerca a preguntar qué había pasado, porque guarda unos camiones en ese sector. En primera instancia dice que desconocía todo tipo de situación, pero luego manifestó de manera voluntaria que había sido el autor del crimen”, agregó el mayor.

Finalmente, agregó Rosemberg que pese a la confesión del hombre, este no quedó detenido. Esto es debido a que la sola confesión del delito no es constitutiva como tal, ya que es necesario que se acredite con pruebas la autoría de un delito.

Tanto él como la víctima habían sido detenidos por agresiones físicas en la misma comisaría meses atrás.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!