Jóvenes curicanos aprenden a programar robots

Este martes se inició el primer Taller de Robótica Educativa que dicta la Universidad de Talca en conjunto con la Fundación Mustakis.

CURICÓ.- Sorpresa, alegría y un poco de nervios fueron algunas de las sensaciones que experimentaron los jóvenes que iniciaron su participación en el taller de robótica que dicta la Universidad de Talca (UTALCA), a través de su Facultad de Ingeniería, y Fundación Mustakis en el Campus Curicó de esta Casa de Estudios.

El curso gratuito congregó a alrededor de 20 niñas y niños entre séptimo básico y tercero medio de establecimientos de la zona, quienes participarán del curso durante toda la semana con el objetivo de aprender a programar un pequeño robot como primer desafío.

“Aprendimos muchas cosas, nos dieron una guía para trabajar mejor y nos prestaron unos robots para que pudiéramos probar, espero que con la práctica podamos lograr funcione bien”, comentó una de las participantes, Alison Villaseca.

Emanuel Contreras de séptimo básico se mostró también muy motivado con la actividad. “Es divertido, lo que más me gustó fue hacer los códigos al robot para hacerlo funcionar. Conseguimos que hiciera todo el recorrido que nos pidieron, fue un buen desafío”, indicó.

La idea principal de la actividad es desarrollar las habilidades necesarias para que los jóvenes programen un robot, que debe realizar ciertas tareas, como seguir líneas, doblar y detenerse de acuerdo con las indicaciones que le entreguen.

El coordinador del taller y académico de la UTALCA, Matthew Bardeen, destacó el número de alumnos interesados y su motivación. “Esta actividad es de promoción de talentos científicos y tecnológicos, por lo que es muy positivo ver a estos niños y niñas felices con cada logro obtenido”, sostuvo.

El programa está dirigido a escolares entre séptimo básico y tercero medio quienes durante una semana intensiva aprenderán a programar un robot, a través de la resolución de problemas y el dominio de un lenguaje de programación en código.

“Junto con los conocimientos tecnológicos que adquieren, los jóvenes interactúan y se entretienen, mejoran sus habilidades blandas como la creatividad y el liderazgo, lo que significa un importante crecimiento a nivel personal”, afirmó Bardeen.

Cabe señalar que la Fundación Mustakis lleva desarrollando esta iniciativa desde hace varios años en conjunto con las algunas de las principales instituciones de educación superior del país, obteniendo positivos resultados en la formación de talentos en el área de la tecnología.

El formato de trabajo del curso, que se realiza en el Campus Curicó de la Universidad de Talca, se replica también en otras seis instituciones a lo largo del país, la Universidad de Chile en Santiago, Universidad Federico Santa María en Valparaíso y Concepción, Universidad Austral en Puerto Montt y Universidad de La Frontera en Temuco, lo que permite descentralizar el aprendizaje de estas temáticas y llevar este conocimiento a diversas ciudades del país. ​

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!