Jóvenes del programa de justicia juvenil del Sename se certifican laboralmente

El Programa de Intermediación Laboral de la Corporación Abate Molina de Talca, certificó laboralmente a 10 jóvenes  del programa Justicia Juvenil del Servicio Nacional de Menores (Sename), que cumplen sanción en el medio libre.

TALCA.- El objetivo de la actividad fue reconocer a estos adolescentes por  el cumplimiento de objetivos y compromiso frente al programa, el cual busca consolidar el desarrollo local, regional y nacional  en la perseverancia de los derechos de las personas para la construcción de una sociedad más equitativa y humana, contribuyendo a la inserción laboral de los jóvenes por medio de la corporación mejorando sus condiciones de empleabilidad.

Carmen Mancilla Lastra, directora del programa intermediación laboral, se refirió a la actividad señalando que “es una ceremonia muy significativa puesto que es un proyecto piloto en la región que culminó su primer año de iniciación, el cual tenía como propósito  abrir más oportunidades laborales para los jóvenes como la inserción social  y eso consistió en generar redes; laborales,  con la Oficina Municipal de Intermediación Laboral (OMIL) y con el programa de sanción.

“Estos son adolescentes que cumplieron su sanción en el medio libre, por lo que optaron a este beneficio, dado que es un programa voluntario el cual tuvo bastante éxito. De las 15 plazas que tenemos actualmente, 14 jóvenes trabajaron durante el año, así que finalizamos con bastantes logros”, agregó la directora del programa.

El principal foco que tiene el área de intervención del programa de Intermediación Laboral, es llevar a pensar y repensar cuáles son los elementos que constituyen que el joven tenga una experiencia exitosa ante una oportunidad laboral y cuáles son los factores y discursos que tienen implicancias significativas para que el joven se mantenga el empleo.

Victor Ibarra Flores, joven perteneciente al programa agradeció a la corporación por el apoyo, enfatizando que ahora puede trabajar, estar estable y tener un sueldo fijo todo los meses, todo gracias a las redes de contacto. También hizo un llamado a los demás adolescentes a que aprovechen las oportunidades y se dejen ayudar.

La directora del Sename, Ana Cecilia Retamal, mencionó que el programa de intermediación no solamente acompaña en lo que refiere a la capacitación laboral, ya que el trabajo se finaliza con la inserción del joven en un puesto de trabajo, en el que ellos terminan responsabilizándose frente a sus acciones, y dan a conocer todas sus habilidades positivas. “El primer paso para insertarse en la sociedad, es comprender que los errores del pasado puede ser enmendados con trabajo y constancia, y en ese sentido el Servicio Nacional de Menores mediante sus programas de justicia juvenil buscan incentivar a los jóvenes a ser un aporte real para ellos y sus familias”, finalizó.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!