Juez que dejó libre a delincuente en San Antonio llamó dos veces a Carabineros tras nueva detención

El juez Flores hizo dos llamados a Carabineros para solicitar antecedentes de la detención: se le respondió que se trataba de una orden del juez de Rancagua Luis Barría.

SAN ANTONIO/RANCAGUA.- El cuestionado juez Juan Pablo Flores realizó ayer dos llamadas a la segunda comisaría de Cartagena, donde se encontraba detenido Manuel Olivares Maldonado (56) por una investigación del 0S7 de Carabineros de la fiscalía de Rancagua por tráfico de armas y droga. El juez, según fuentes consultadas por LaTerceraPM, se enfrentó con la fiscalía y el propio gobierno por la decisión que tomó el martes 29 de mayo cuando dejó a Olivares Maldonado y a su acompañante en libertad, pese a que en el auto en que viajaban se encontraron una serie de municiones y armas, además de $4 millones de pesos en efectivo.

Tras la detención de Olivares Maldonado, y sólo 20 minutos después de que quedara detenido, el juez Flores realizó el primer llamado a la unidad policial para solicitar antecedentes de la detención. Ante la negativa de carabineros, 20 minutos después el magistrado llamó por segunda vez, recibiendo la misma respuesta de los uniformados: está detenido por una orden del Juez Luis Barría de Rancagua.

La información fue parte de la constancia que dejó Carabineros, la cual fue remitida y conversada con el Ministerio del Interior y la propia fiscalía.

El caso tiene enfrentado nuevamente al Ejecutivo con el Poder Judicial, donde se ha cuestionado el actuar del juez en la audiencia frente a los hechos que se presentaron. El lunes pasado, La Tercera dio a conocer el prontuario de Olivares Maldonado, quien registra antecedentes penales desde 1999: Microtráfico de drogas, lesiones graves, encubridor de robo con violencia, robo con fuerza y tráfico de estupefacientes.

Desde la semana pasada el ministerio del Interior comenzó a monitorear los hechos que ocurrieron en la audiencia del Juzgado de Garantía de San Antonio. La información que se manejaba en el Ejecutivo es que se trataba de algo más que un par de sujetos con armas en un automóvil. Fuentes policiales indicaron a este diario que durante el fin de semana comenzaron las pesquisas para dar con los dos sujetos que habían quedado libres. Según los antecedentes de la indagatoria, se sabía con certeza que planeaban huir a Argentina y por esos motivos la situación se había transformado en prioritaria. La información fue confirmada ayer por el fiscal Sergio Moya de Rancagua: “La premura de la diligencia de hoy, se funda en que recibimos una información en el sentido de que al estar el sujeto sin medidas cautelares pretendía abandonar el país”.

En la audiencia del 29 de mayo pasado, tras escuchar que los delincuentes habían sido sorprendidos con tres revólveres robados, un kit de conversión de pistola, más de cuatro millones de pesos, el juez Flores respondió lo siguiente en los últimos minutos de su interlocución antes de dejar libre a los dos detenidos: “Consultada la fiscalía en cuanto a los antecedentes que habilitaron el registro del maletero y de la valija en su interior por parte de los antisociales, esta ha manifestado que no hay mayores antecedentes que la circunstancias de circular en un automóvil con los vidrios polarizados cuestión que si bien puede ser causa para una investigación al amparo de la ley de tránsito no podía llevar más allá las facultades policiales que conllevaran la vulneración de los derechos sociales del encartado, como ocurrió en este caso al haber operado la policía ya no en los contornos de la ley de tránsito en facultades acotadas de fiscalización. No justifica en ningún caso el abuso, por todo lo anterior, se declara ilegal la detención”.

Consultado el Poder Judicial en la Quinta Región, hasta el cierre de esta edición, no entregaron una versión de los hechos.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!