La enseñanza de la Geometría, un punto negro en la Educación Chilena

• Son las Universidades quienes deben procurar que en la formación inicial de profesores, estén presentes elementos que refuercen de manera enérgica la enseñanza de esta asignatura.

“Construcción de figuras planas. Una estrategia para la enseñanza de la Geometría”, fue el nombre de la charla organizada por la carrera de Pedagogía en Educación Básica de la Universidad Autónoma de Chile.
La ponencia fue dictada por el Magíster en Didáctica de las Matemáticas Sr. Sergio Venegas, quien reveló el gran problema que existe en la educación chilena respecto a la enseñanza de la Geometría.
Este conflicto es transversal, es decir, todos los niveles de educación se ven afectados: Básica, Secundaria y Superior. Esto, a pesar de la relevancia que esta materia reviste en el Currículum de matemática, especialmente en Educación Básica.
Las causas de esta lamentable situación son variadas, sin embargo, investigaciones revelan que son los propios docentes quienes evitan enseñar Geometría, pues muchos de ellos desconocen o conocen superficialmente los contenidos.
Para Venegas la situación es preocupante y se debe componer desde las bases “en este taller queremos dar a conocer a grandes rasgos, cómo enseñar geometría, para eso es necesario que los futuros docentes comprendan su papel en este escenario. Sin embargo, esta no es una situación exclusiva de nuestro país, sino que se repite a nivel mundial”.
La relevancia de la geometría está dada por aspectos como el manejo del espacio y las relaciones espaciales entre figuras, las que resultan útiles en situaciones cotidianas, de ahí que esta materia deja de ser sólo una herramienta cognitiva, transformándose en instrumento práctico.
Durante la charla el especialista destacó el modelo de Van Hiele, el cual se utiliza para la enseñanza y aprendizaje de la Geometría. Desde su creación ha sufrido algunas modificaciones, sin embargo, sus ideas centrales son las que aplican en la actualidad.
Una de las principales directrices de este modelo establece que un estudiante sólo podrá comprender aquellas partes de la matemática que el profesor le presente de manera adecuada a su nivel de razonamiento. Si una relación matemática es muy compleja y no se ajusta al intelecto de los estudiantes, el docente debe esperar que éstos alcancen el nivel de madurez adecuado para presentársela.
Es decir, se le debe enseñar al alumno a pensar de una manera lógica matemática de forma paulatina y con el apoyo constante de quien está enseñando. En palabras más doctas hay dos aspectos centrales descritos por Van Hiele: los “niveles de razonamiento”, los que son adquiridos en el tiempo (donde el estudiante es el protagonista) y las “fases del aprendizaje”, cuya responsabilidad recae en el profesor.

 

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!