“La reconstrción ha sido un proceso doloroso” Rodrigo Sepúlveda, Seremi Minvu

La autoridad hace un balance de los 11 meses de gestión en torno al tema, al cumplirse 5 años del 27F.

En la memoria de todos los maulinos aún persisten los efectos del terremoto y posterior tsunami del 27F. A pocos días de cumplirse 5 años del fatídico fenómeno de la naturaleza, el SEREMI Minvu, Rodrigo Sepúlveda realiza un balance de lo que ha significado el proceso de reconstrucción en el Maule.

El  intenso camino recorrido en once meses de gestión, considerado que el 17 de marzo de 2014 fue convocado por la presidenta Michelle Bachelet para enfrentar este desafío de ser parte del Gobierno Regional, le ha permitido tener una visión real del avance de este doloroso proceso.

¿Cuál es el primer concepto que se le viene a la mente, a días de cumplirse el quinto año de ocurrida la tragedia?

“La verdad es que hemos sido testigos y protagonistas de un proceso de reconstrucción muy doloroso. Hay mucha gente que murió esperando una solución habitacional que nunca llegó como en Quinta Gaete, Vista Hermosa, Astaburuaga y Manuel Larraín, por mencionar algunos. A eso se suman más de mil familias que aún tienen su subsidio en la mano,  ya que no han sido aún vinculados a un proyecto habitacional, estando lejos de materializarse en una vivienda o un techo digno. También en el mundo rural, yo siempre digo que hubo un terremoto invisible, donde mucha gente por su idiosincrasia prefiere guardar silencio y enfrentar una dura realidad. Muchos de ellos tuvieron que venirse a la ciudad, dejando de lado sus redes y entornos. A las empresas constructoras no les convenía reconstruir en el campo. Además las Egis encargadas de organizar las demandas prácticamente desparecieron. En los primeros años habían cerca de 800 inscritas y hoy no quedan más de cien”.

¿Con este escenario que usted presenta cuál es el rol o la responsabilidad que han debido asumir ustedes como nueva administración?

“Lo primero es que nos hemos hecho cargo de ese tremendo dolor y de terminar el proceso de reconstrucción, sin distraernos de las metas presidenciales: espacios públicos, plan chile verde, ciclovías, barrios y el resto de los programas regulares como los condominios sociales, entre otros. En temas de reconstrucción intenso ha sido el trabajo en dar solución a proyectos tan emblemáticos como Vista Hermosa, Santa Filomena, Los Culenes, Quinta Gaete, entre otros, que se heredaron de la administración anterior, y que tuvieron problemas de diseño los que implicaron solicitar recursos adicionales por más de 4 mil millones de pesos, por ser obras que se proyectaron sin financiamiento.

También las viviendas sin recepción municipal entregadas pos terremoto fue un dolor de cabeza…

“Las dificultades eran las que uno imaginaba desde afuera y tenían que ver especialmente, con un proceso de reconstrucción en el cual nos llenaron de cifras, pero que detrás del cemento y los números habían muchas familias que tenían muchas dificultades. En lo específico, una gran problemática, fue el tema de las más de once mil viviendas que habían sido entregadas, en su mayoría a damnificados del 27 F, sin recepción municipal lo que significaba; por una parte, problemas para la seguridad de las familias y cerrar cualquier opción de optar a nuevos beneficios que entrega el ministerio como subsidios de mejoramiento, ampliación, térmicos, entre otros. En 11 meses hemos disminuido de manera considerable esas cifras y estamos bordeando las 5 mil, quedando mucho por hacer y en eso estamos.

Si bien es cierto el proceso de reconstrucción se relaciona siempre con viviendas, hay también una tarea que asumir con el borde costero del Maule. ¿Qué iniciativas están ligadas a este ámbito en el Maule?

“Es cierto. Por eso es bueno destacar que estamos desarrollando una importante cartera de proyectos- algunos en ejecución y otros cerrando fases de diseño- que están pensadas en aplicar medidas de mitigación y al mismo tiempo de paisajismo y mayor sentido de conectividad. En agosto se partió con las obras del parque fluvial de Constitución, con una inversión de más de 9 mil millones de pesos, en su primera etapa de construcción. También este año partirán las obras de Mejoramiento de la Avenida Costanera del Mar, la habilitación de una red de vías de evacuación de altos estándares y conservación de otras existentes y la construcción del Parque Costanera de Pelluhue. Sumando además, Parque Piduco, Canal de la Luz y el convenio de programación por más de 100 mil millones de pesos. Sin duda, que a partir de la tremenda tragedia que golpeó a estas zonas,  surge la oportunidad de tener mejores y más seguros espacios públicos”.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!