“La seriedad con que se está trabajando es el reflejo de la reconstrucción que lidera la Presidenta Michelle Bachelet”

Óscar Vega, Intendente subrogante de la región del Maule, y familias damnificadas de Iloca y Rancura constataron el estado de avance de las obras de construcción de sus viviendas.

Los macizos muros de hormigón armado permiten reconocer las 60 viviendas tsunami resilientes que Serviu Maule está construyendo para acoger a las familias damnificadas por el terremoto y maremoto en la costa de la provincia de Curicó.
Los futuros vecinos acompañados por autoridades de gobierno recorrieron por primera vez las obras que están dando forma a la Villa Iloca-Rancura, emplazada en un terreno contiguo a la posta de salud y muy cercana a bomberos, carabineros y la escuela del sector.
Encabezando la visita, el intendente subrogante de la región del Maule subrayó que la vida, la integridad y los derechos de las personas damnificadas son el centro de atención del actual gobierno.
“Al ver esta obra magnífica en términos de arquitectura e ingeniería es realmente un agrado ver cómo se está trabajando. La seriedad con que se está trabajando es el reflejo de lo que ha sido el trabajo de reconstrucción que hemos comenzado desde el 2014 junto a la Presidenta Michelle Bachelet”, manifestó Óscar Vega.
La autoridad de gobierno profundizó en el sentido que tienen las actividades en terreno desplegadas en los días previos a cumplirse cinco años de ocurrido el cataclismo que asoló el país.
“Hemos querido estar acá, en esta semana de conmemoración con elementos concretos, de cara a la gente, diciendo en lo que estamos, escuchando sus opiniones y sus críticas. Y también para hacernos cargo de lo que nos corresponde, para mejorar el servicio que estamos entregando a nuestra gente”, puntualizó el intendente subrogante de la región del Maule.
En tanto, la directora subrogante de Serviu Maule explicó las principales características de la obra que acogerá a 34 familias damnificadas y 26 seleccionadas por el proceso regular de postulación a viviendas sociales.
“La ubicación del terreno exige una solución constructiva que permita a la vivienda enfrentar un tsunami. Tienen en el primer piso una estructura que es de hormigón armado y en el segundo piso una estructura de metalcom. Dispone de living, comedor, dos dormitorios, cocina y baño con sus respectivos artefactos”, explicó Ruth Ceroni.
La funcionaria recordó que este proyecto habitacional fue constantemente pospuesto por la anterior administración de gobierno.
“Estas familias se reunieron con la Presidenta Bachelet en junio de 2014, momento en que la mandataria comprometió el pronto inicio de las obras, lo que ocurrió un mes después. Nosotros en el mes de agosto dimos inicio a esta construcción. En la visita que realizamos, pudimos constatar un 46% de avance, proyectando terminar en el mes de octubre de 2015”, puntualizó la funcionaria de Serviu Maule.
Además de las 60 viviendas pareadas, la Villa Iloca-Rancura incluirá urbanización completa, juegos infantiles, 2.010 m2 de áreas verdes, una planta de tratamiento de aguas servidas y la canalización de una quebrada existente.
El costo de más de 1.914 millones de pesos es financiado íntegramente con recursos del Ministerio de Vivienda y Urbanismo.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!