Laguna del  Maule, Uno de los volcanes que más está creciendo en altura en el mundo

Laguna del Maule se halla en el centro de un campo volcánico que ha entrado en erupción 36 veces durante los últimos 25.000 años. Este se encuentra sin actividad eruptiva.

Algo que intriga a los vulcanólogos está ocurriendo cinco kilómetros (tres millas) por debajo de un lago de forma extraña, en la Cordillera de los Andes. Ahí se registra una velocidad de elevación que figura entre las más altas observadas hasta ahora mediante satélite para un volcán sin actividad eruptiva actual. Durante siete años, un área tan grande como una ciudad se ha estado levantando unos 25 centímetros (10 pulgadas) al año.

La zona es un campo volcánico que entró en erupción 36 veces durante los últimos 25.000 años.

El equipo de Brad Singer, de la Universidad de Wisconsin-Madison en Estados Unidos, está investigando el fenómeno, en el lugar conocido como Laguna del Maule.

Todo apunta a que la elevación del terreno está provocada por una gran intrusión de magma (roca fundida) bajo el complejo volcánico.

Laguna del Maule no se parece en nada a un volcán clásico con forma de cono, debido a que la erosión de gran intensidad causada por las fuertes lluvias y la nieve se ha llevado la mayor parte de las pruebas de su naturaleza hacia el cercano Océano Pacífico. Pero la principal razón para la ausencia de los conos típicos de volcán es la naturaleza de la roca fundida subterránea. Se llama riolita, y es el tipo de magma más explosivo en el planeta.

La erupción de un volcán rico en riolita es demasiado rápida y violenta como para construir un cono. Al contrario, este magma viscoso y rico en agua explota a menudo dando lugar a enormes cantidades de ceniza que pueden formar depósitos de cientos de metros de profundidad, seguidas por un flujo más lento de magma cristalino, una masa que puede alcanzar decenas de metros de alto y medir más de una milla (1,6 kilómetros) de longitud.

En el transcurso del pasado millón de años, aproximadamente, varias erupciones en Laguna del Maule, o en volcanes próximos, han sido más de 100 veces más grandes que la de 1980 en el Monte Santa Helena, ubicado en la zona de subducción de Cascadia, en el estado de Washington, Estados Unidos.

La próxima erupción podría ser “solo” de la magnitud de esa del Monte Santa Helena, o podría ser muchísimo mayor, tal como especula Singer. Esa es una de las razones del gran interés que despierta la zona de la Laguna del Maule. En un proyecto conjunto con instituciones de Chile, Argentina, Canadá, Singapur y Estados Unidos, se trabaja en la elaboración de un modelo científico de las fuerzas subterráneas que podrían llevar a una erupción. A tal fin se reunirá una inmensa cantidad de datos in situ, mediante la instalación de sismómetros y otros instrumentos en la zona.

Fuente: http://noticiasdelaciencia.com

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!