Lanzan campaña para prevenir tráfico de personas en la Región del Maule

Bajo el título “La Trata Existe. Me Informo, Comparto, Prevengo”, la Fundación Madre Josefa de Talca lanzó un proyecto que buscará generar conciencia sobre el tráfico de personas, en tres comunas de la región.

TALCA.- “Este proyecto nació de la comunidad migrante. Son varios talleres de formación que haremos con juntas de vecinos, cámaras de comercio y campesinos de Indap, para que todos estén en condiciones de detectar o denunciar casos de trata. Haremos también una Plaza Ciudadana en el Paso Pehuenche”, dijo la directora de la fundación, hermana Sonia Salas.

La iniciativa, cuya presentación contó con la asistencia del Obispo de Talca, monseñor Horacio Valenzuela; y del director de la Corporación de Asistencia Judicial de la Región Metropolitana, Alejandro Jiménez; es financiada con el 2% de Seguridad Pública del Fondo Nacional de Desarrollo Regional, FNDR.

“Queremos que nuestro país y nuestra región estén libres de trata de personas, porque es un flagelo que afecta la dignidad humana. Como un país que ha suscrito acuerdos internacionales en esta materia, los inmigrantes que vienen a nuestra tierra deben vivir con plena libertad y garantía de derechos”, señaló el gobernador de Talca, Óscar Vega.

“Ellos vienen a enriquecer nuestra cultura –puntualizó-. Eso lejos de ofendernos, debe  enorgullecernos, porque un país multicultural es un país que se instala mejor en el camino del desarrollo”.

Con una inversión superior a los 7 millones de pesos, el proyecto se ejecutará en Talca, San Clemente y Pencahue, en un plazo de tres meses.

La coordinadora de la Comunidad de Amigos y Amigas de Todos los Pueblos, Nilza Mosquera, valoró la iniciativa y apuntó a la ausencia de programas permanentes. “Nosotros en la institución manejamos casos de personas que han sido explotadas laboralmente y discriminadas. Por eso queremos implementar una red de apoyo para la protección de las personas que llegan en un estado vulnerable al país”, afirmó.

La Fundación Madre Josefa atiende a comunidades de inmigrantes de manera integral en varios países. En el Maule, la institución trabaja con alrededor de 300 extranjeros residentes.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!