Ley de Eutanasia: Detalles del proyecto que permite una muerte digna

0

La iniciativa garantiza que se respete siempre la voluntad de los pacientes y vela por el derecho a recibir cuidados paliativos tendientes.

Durante la tarde de este jueves se vivió un momento histórico en Chile, luego que la Cámara de Diputadas y Diputados aprobó en general el proyecto de Muerte digna y cuidados paliativos, más conocido como Ley de Eutanasia.

Sin embargo, debido a que la iniciativa fue objeto de indicaciones por parte de los parlamentarios, el texto volverá a ser debatida en la comisión de Salud.

¿Qué busca conseguir el proyecto?
La normativa impulsada por el diputado del Partido Liberal (PL) Vlado Mirosevic propone introducir modificaciones en la Ley sobre Derechos y Deberes de las Personas en Atención de Salud y en los códigos Civil y Penal, garantiza que se respete siempre la voluntad de las y los pacientes. Asimismo, vela porque quienes se encuentren en un estado terminal o con dolor severo no oncológico tengan derecho a recibir los cuidados paliativos tendientes a disminuirlos.

¿Qué fue aprobado en la Cámara?
Los parlamentarios aprobaron que solamente aquel que ha sido diagnosticado de un problema de salud grave e irremediable, tiene derecho a decidir y solicitar, de acuerdo, con los requisitos y formas establecidas en la ley, asistencia médica para morir.

Requisitos para solicitar la eutanasia
Haber sido diagnosticado de un problema de salud grave e irremediable.
Ser mayor de 18 años.
Encontrarse consiciente al momento de la solicitud.
Si el paciente se encuentra inconsciente y dicho estado es irreversible, o está privado de sus facultades mentales, procederá la asistencia médica para morir solo en el caso que haya una declaración previa en un documento de voluntad anticipada.
Contar con la certificación de un médico psiquiatra o un médico especializado en medicina familiar que señale que, al momento de la solicitud, la persona se encuentra en pleno uso de sus facultades mentales, descartando enfermedades de salud mental que afecten la voluntad del paciente.
Manifestar su voluntar de manera expresa, razonada, reiterada inequívoca y libre de cualquier presión externa.