Ley Emilia, una nueva cara del código penal chileno, Foro en Universidad Autónoma

Cárcel efectiva de al menos un año para los conductores en estado de ebriedad que generen lesiones gravísimas o la muerte a terceros, es una de las aristas de esta nueva normativa legal.

La Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Chile siempre ha querido estar presente, sentando un  precedente en el liderazgo en la discusión jurídica nacional. Esta vez realizó un Foro-Panel, contando con la participación de destacados abogados especialistas en la materia, con el objetivo de analizar en profundidad la renombrada Ley Emilia. Normativa legal que  entró en vigencia  en el pasado 16 de septiembre modificando la ley de tránsito Nº 18.290 en materia de delito de manejo en estado de ebriedad, causando  lesiones graves, gravísimas o, con resultado de muerte.

El magister  y docente de la carrera de derecho, Félix Arto señaló “la ley Emilia ha provocado un cambio importante dentro el sistema penal, así como también, las modificaciones al código penal en materia de homicidio. Este nuevo escenario merece ser analizado y esa es una de las principales funciones de nuestra universidad, ser el centro de discusión  y debate respecto a tópicos tan relevante como es esta nueva norma”.

La ley 20.770 introduce una serie de cambios desde la perspectiva de la política criminal, apareciendo nuevos tipos penales y con ellos nuevas penas; se sanciona con cárcel efectiva de al menos un año a los conductores en estado de ebriedad que generen lesiones graves gravísimas o la muerte de terceros. Además, con esta reforma se establece como delito fugarse del lugar del accidente y negarse a realizar el alcohotest o la alcoholemia.

La nueva normativa legal nació de una petición ciudadana y lleva el nombre de Emilia por la menor fallecida Emilia Silva Figueroa, en un accidente automovilístico producido por un conductor en estado de ebriedad en enero de 2013.

De esta forma, la Ley Emilia viene a  complementar la Ley Tolerancia Cero que entró en vigencia el año 2012, bajando los límites de alcohol permitidos en la sangre para los conductores y aumentando las sanciones por manejo en estado de ebriedad, como por ejemplo la cancelación de la licencia de conducir.

En efecto, hay tres variantes al momento de establecer una pena para quien se encuentre manejando bajos los efectos del alcohol. Primero, los gramos de alcohol por litro de sangre; segundo, la lesión o daño causado y, por último, la tipificación del delito de acuerdo a los factores mencionados anteriormente.

No obstante, el  abogado especialista en derecho penal, Roberto  Navarro alude a ciertos problemas que establece la ley Emilia desde el punto de vista jurídico, las que podrían ser objeto de revisión por parte del Tribunal Constitucional, ya que ésta recurre a algunas herramientas que son difícilmente compatibles con las disposiciones de nuestra Constitución “Por ejemplo, la atribución del propio imputado del deber de colaborar con la investigación y deberes de autodenunciarse, da pie a la posibilidad de que estas normas sean inconstitucionales  en la medida en que podrían infringir el derecho que todos tenemos a no auto incriminarnos la  comisión de un delito”, puntualizó el especialista en derecho penal.

Considerando la postura de Navarro, existe la posibilidad de que cierto juicio o condena aplicada bajo esta ley pudiera ser refutada en la medida en que se apele a este punto en cuestión.

No obstante, la aplicación de esta normativa aún no tiene un mes desde que entró en vigencia, por lo que deberemos esperar cierta cantidad de tiempo para ver qué pasará en este nuevo escenario penal.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!