“Los inmigrantes tienen derecho a salud igual que todos” director del Servicio de Salud del Maule

Ante la situación que viven los migrantes en el país y región a la hora de tratarse medicamente.

TALCA.- El tema de la inmigración es un tema latente y en aumento en nuestro país y la región del Maule no está exenta de este fenómeno, según datos de la mesa de asuntos migratorios al año 2015 eran más de cinco mil los extranjeros viviendo en la región del Maule. Dentro de los temas relevantes para quienes deciden migrar de un país a otro, es la salud, saber cómo pueden acceder, a qué pueden acceder y dónde.

En relación a las prestaciones de salud a las que tienen acceso los inmigrantes, el Director del Servicio de Salud Maule, Rodrigo Alarcón, destacó los avances que se han ido dando en materia de cobertura “Hemos ido evolucionando, si bien el Ministerio de Salud comenzó a tomar medidas de protección para esta población en el año 2003, estableciendo atención a embarazadas y niños, durante el Gobierno de la presidenta Bachelet se ha avanzado progresivamente en mejorar el acceso a los servicios de salud de manera equitativa de acuerdo a las prácticas y lineamientos nacionales. Hoy cualquier persona que esté en el territorio chileno que no tiene ingresos se considera beneficiario del sistema, y acreditando eso, puede recibir todas las prestaciones como cualquier persona en el territorio nacional”.

En este sentido y según lo referido por el Director del Servicio de Salud, las personas inmigrantes que no tengan documentos o permisos de residencia y puedan acreditar carencia de recursos y requieran de una atención de salud deben acercarse al establecimiento de salud y declarar en la unidad de admisión o SOME esta condición, el personal lo derivará con un funcionario calificador de derechos o asistente social, quien realizará una entrevista y orientará al usuario para completar un formulario, verificando su condición de carente de recursos. Una vez ratificada la información, esta será enviada a FONASA para que se cree un numero de atención de salud provisorio, el que lo habilitará como beneficiario del Tramo A del seguro público de salud y que tendrá validez a nivel nacional para requerir atención en los establecimientos de la red de atención pública. La calificación como beneficiario Tramo A tendrá una vigencia de un año, mientras la persona regulariza su situación. La renovación debe ser solicitada por el beneficiario un mes antes de que expire la cobertura, y si la condición del inmigrante indocumentado se regulariza este mismo debe informar a FONASA para que sea reemplazado su número provisorio por el número de identificación nacional.

Por otra parte Alarcón realizó un llamado a la población inmigrante a que acudan a sus centros de salud, “La recomendación es que vayan y se inscriban en su centro de salud de atención primaria, puesto que así también tendrán acceso a todas las prestaciones de carácter preventivo, lo que permitirá recibir no solo prestaciones cuando se sienta enfermo,  cuando esté enfermo o cuando vaya a urgencias, sino que también va a recibir vacunas, leche, promoción, prevención, lo que es parte de la atención integral a la cual todos nosotros aspiramos, porque ciertamente los centros de atención primaria no son solo para cuando nos enfermamos, sino que también para mantenernos sanos”.

En relación a los establecimientos señaló “La red completa está al tanto de estas modificaciones, y se han iniciado las capacitaciones para que sepan de qué manera recibir a los extranjeros y como orientarlos. Este es el país que hemos construido, un país que acoge siempre al que llega, los inmigrantes van a ser siempre un aporte y al igual que todos, tienen derecho a recibir atención de salud, digna y de calidad”.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!