“Los que realmente deben estar enrejados son los delincuentes, no las familias talquinas”, Presidente Juventud UDI

El Presidente Regional de la Juventud de la UDI, Matías Huerta, se refirió a los últimos hechos de delincuencia que se vivieron durante el fin de semana en Talca, en donde un asalto a mano armada terminó con un secuestro en un local de comida del centro de Talca, asegurando que no sólo han aumentado sosteniblemente los robos, sino que también la violencia con la que se están llevando a cabo.

TALCA.- Desde el gremialismo, hicieron un llamado al gobierno a actuar con firmeza ante la ola de delincuencia que ha afectado a la capital regional maulina. Huerta afirmó que “según el último informe de Paz Ciudadana, Talca se ubica en los primeros lugares como la más afectada entre 21 ciudades. El gobierno debe entender que detrás de esas cifras hay casos reales y dramáticos, hay gente que la está pasando muy mal y que vive con inseguridad”.

En esa misma línea, el dirigente de la UDI sostuvo que “ya no bastan las buenas voluntades y solidaridad por parte del gobierno con la gente que ha sido víctima de la delincuencia, hay que tomar cartas en el asunto”.

“Si bien una de las aristas pasa por el autocuidado que deben tener los propios vecinos, no puede ser que el gobierno se excuse únicamente en la falta de seguridad personal de las personas, poco menos culpando a las propias víctimas del por qué se generan los delitos, los que realmente deben estar enrejados son los delincuentes, no las familias talquinas”, expresó Huerta.

El líder de los jóvenes de la UDI dijo que “no puede ser que la gente viva encerrada y atemorizada en sus casas, que no puedan salir con tranquilidad por el miedo de que les vayan a entrar a robar. Los talquinos tienen un montón de necesidades y que tengan que invertir cuantiosas sumas de dinero sólo para garantizar que no les entren a robar es algo sumamente injusto”.

Además, el dirigente juvenil del gremialismo aseguró que “en 2014 los diputados de la UDI presentaron un proyecto de ley que proponía aumentar en un grado la pena de robo en lugar habitado si al momento de perpetrarse el delito se encontrasen moradores al interior del inmueble, sin embargo los diputados de este gobierno lo rechazaron; por lo que uno se cuestiona si el discurso del combate contra la delincuencia es real o sólo unas lindas palabras”.

Finalmente Huerta hizo un llamado al gobierno a ‘empoderar a los carabineros’. “Ellos son los que realmente luchan en terreno día a día contra la delincuencia, y en el último tiempo se han sentido abandonados por un gobierno que les quita el piso y pone en cuestión muchas veces el rol que cumplen”, señaló.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!