Más de 100 agricultores de frambuesa de la región fueron certificados internacionalmente en Buenas Prácticas Agrícolas

22 pequeños agricultores de las comunas de Longaví, Linares y Parral recibieron la certificación internacional en Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) – GlobalGap para sus huertos de frambuesa.

La actividad, que contó con la asistencia del director regional del SAG, Nicanor Cuevas, representantes del Gobierno Regional y de empresas acreditadas, tuvo por objetivo hacer entrega de la certificación a pequeños agricultores del Maule Sur, quienes cumplieron con los requisitos establecidos en la Resolución 3410 que establece la participación en un Programa de Buenas Prácticas Agrícolas como requisito para exportar.

Cabe destacar que esta entrega corresponde a la última parte de la iniciativa impulsada por el Servicio Agrícola y Ganadero de la Región del Maule y la Secretaría Regional Ministerial de Agricultura, a través del Proyecto de Infraestructura Rural y Desarrollo Territorial (PIRDT), financiado por el Gobierno Regional, por un monto que alcanzó los 158 millones de pesos.

Esta certificación internacional, totalmente gratuita, significó la aprobación de los participantes de rigurosas pautas de trabajo en inocuidad, plaguicidas, seguridad laboral, primeros auxilios, higiene y cosecha, además de aprobar estrictas pautas de evaluación de trabajo, las cuales fueron supervisadas por el Servicio Agrícola y Ganadero.

Al respecto, el director regional del SAG señaló que “con esta certificación damos término a una etapa muy importante en este proyecto que benefició a más de 100 pequeños agricultores de la región del Maule. Sin duda, esto les permitirá comercializar en mejores condiciones su producción en los distintos mercados de exportación”.

NORMATIVA

La norma GLOBALGAP para frutas y hortalizas cubre todas las etapas de la producción, desde las actividades pre-cosecha, tales como la gestión del suelo y las aplicaciones de fitosanitarios, hasta la manipulación del producto post-cosecha, empaque y almacenamiento.

El SAG, por su parte, debe velar por el cumplimiento de la Resolución 3410, la cual establece que los integrantes de la cadena productiva deben participar de programas de Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) para poder exportar.

Durante el año 2014, el SAG realizó en la región más de 800 auditorías a huertos de frambuesa y más de 100 visitas de auditoría a centros de acopio, plantas y exportadoras.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!