Más de 145 ballenas murieron tras quedar varadas en una playa de Nueva Zelandia

Las posibles razones pueden ser enfermedades, errores de navegación, mareas bajas o ser perseguidos por un depredador.

Un grupo de hasta 145 ballenas ha muerto después de quedar varado en una playa en la isla Stewart en Nueva Zelandia. Los animales fueron descubiertos este sábado por una persona que caminaba por la playa de Mason Bay y los vio esparcidos.

Según consignó BBC, las autoridades dijeron que la mitad de las ballenas ya habían muerto para entonces, mientras que la otra mitad fue sacrificada ya que habría sido demasiado difícil salvarlos. En incidentes separados, 12 ballenas pigmeas y un cachalote también vararon en Nueva Zelandia durante el fin de semana.

Las ballenas piloto fueron varadas en dos grupos a aproximadamente 2 km (1.2 millas) de distancia en una playa remota en Rakiura o en la Isla Stewart, frente a la costa de la Isla Sur. “Lamentablemente, la probabilidad de poder volver a flotar con éxito a las ballenas restantes fue extremadamente baja“, dijo Ren Leppens, del Departamento de Conservación (DOC) regional, en un comunicado.

“La ubicación remota, la falta de personal cercano y el deterioro de la condición de las ballenas significaron que lo más humano que se podía hacer era hacer la eutanasia”. “Sin embargo, siempre es una decisión desgarradora”.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!