Más de 3 millones de brasileños marcharon exigiendo la renuncia de su presidenta

También piden la detención del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva por corrupción.

Una multitud vestida de verde y amarillo ha salido a las calles de Brasil este domingo contra la corrupción, a favor de la salida del poder de la presidenta Dilma Rousseff y la detención del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. Las marchas, celebradas en más de 200 ciudades, son las protestas políticas más multitudinarias de la democracia de este país, y este éxito aplastante pone mucha presión sobre el Gobierno, sumido en una larga crisis política.

Aproximadamente tres millones de personas participaron en las movilizaciones del domingo, según los datos del portal G1

Quienes se manifestaron directamente exigen la salida  y renuncia de la actual rpeseidenta Rousseff a su cargo, quien tiene apenas un 11% de aprobación en su mandato.

Cabe mencionar que la actual mandataria de país es acusada de corrupción  en la Petrolera estatal Petrobras. Hasta Lula, mentor político de Rousseff, ha sido acusado de beneficiarse de la corrupción de la petrolera estatal Petrobras. Y, en un gesto inédito, la Fiscalía de São Paulo lo ha denunciado por lavado de dinero, en un caso judicial paralelo, y ha pedido su prisión preventiva.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!