Más de 86 mil metros de cables en desuso se retiraron en Longaví

Tras la reciente aprobación en el Congreso Nacional del proyecto de ley que regularizará el tendido de cables aéreos, estableciendo que las concesionarias y permisionarias serán responsables de la instalación, identificación, modificación, mantención, ordenación, traslado y retiro de líneas aéreas o subterráneas de cables, Longaví recientemente finalizó el despeje de toda la basura aérea de la comuna.

Con un total de 86.602 metros de cables en desuso retirados de la ciudad, Longaví terminó el proceso de limpieza de escombros aéreos contribuyendo de esta manera a generar espacios públicos más acogedores para la comunidad.

Al respecto el alcalde de dicha comuna se manifestó satisfecho con el trabajo realizado y comentó que “es muy gratificante para nosotros haber cumplido la meta, ya que los cables que en el tiempo fueron dejando sin uso las empresas de telefonía, de cable, etc. finalmente hoy han sido retirados limpiando visualmente la ciudad”.

A su vez, el Seremitt Carlos Palacios destacó la labor en conjunto realizada en directo beneficio de la comunidad “agradecemos el esfuerzo de las empresas de telecomunicaciones, quienes, coordinados con la Municipalidad, cumplieron con despejar más de 80 mil metros de cables en desuso, lo que corresponde al 100% de basura aérea en la ciudad de Longaví”.

El Secretario regional ministerial recordó la reciente aprobación del proyecto de ley que regularizará el tendido de cables aéreos, que establece que las concesionarias y permisionarias serán responsables de la instalación, identificación, modificación, mantención, ordenación, traslado y retiro de líneas aéreas o subterráneas de cables “esta ley se enmarca en la política impulsada por SUBTEL de contribuir a generar espacios públicos más acogedores, que sean utilizados por las personas y contribuyan a embellecer las ciudades. Los cables en desuso generan inseguridad y contaminación visual, impactando de forma negativa el entorno de los habitantes de las distintas comunas del Maule”.

El proyecto de ley establece un plazo para proceder a su ordenación o retiro que no podrá superar los 5 meses (no obstante, depende de la complejidad del punto que se esté analizando para el retiro u ordenamiento. En muchos casos será de algunas semanas mientras que en los más complejos serán los 5 meses completos) desde la calificación de desecho. Por su parte, cualquier daño o perjuicio que se genere producto de estos trabajos será de exclusiva responsabilidad de la concesionaria o permisionaria.

En caso que la concesionaria o permisionaria no proceda al retiro requerido dentro de plazo, que puede ser de máximo 5 meses, los municipios podrán retirar estos elementos a costa de aquéllas de acuerdo al procedimiento que se establezca. Además, el incumplimiento de esta obligación será sancionado de conformidad a las disposiciones de la ley N° 18.287, que establece procedimiento ante los Juzgados de Policía Local, con una multa a beneficio municipal de 100 a 1.000 UTM.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!