Más de dos mil quinientos regantes se manifestaron en San Clemente

Evento organizado por los agricultores del centro y sur del país,  fue una nueva instancia para exigir cambios a la actual reforma al Código de Aguas.

SAN CLEMENTE.- Una medialuna repleta de asistentes, fue el marco ideal para una nueva manifestación de los regantes del centro y sur del país en contra de la actual reforma al Código de Aguas que se discute en la Comisión de Agricultura del Senado, en la comuna de San Clemente.

En el encuentro expusieron Fernando Peralta, presidente de la Confederación de Canalistas de Chile (CONCA); Diego Castro, secretario ejecutivo de la Junta de Vigilancia del Río Lontué y Carlos del Pino,  presidente de la Multigremial del Maule Sur. La actividad también contó con la presencia de Patricio Crespo, ex presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura y de Antonio Walker, presidente de la entidad gremial Fruséptima.

Aspectos ligados a la caducidad de los derechos de aguas en el caso de no estar inscritos, la restricción de los nuevos títulos a concesiones temporales o el posible debilitamiento de la inversión agrícola, fueron algunos de los argumentos que los regantes esgrimieron,  reiterando los planteamientos que ya se habían planteado en los eventos de Melipilla, San Fernando, Talca, Chillán, Ovalle, entre otros.

José Manuel Silva, presidente de la Junta de Vigilancia del Río Maule y uno de los organizadores de este encuentro, indicó que el objetivo se cumplió con creces, porque se logró desmitificar algunos aspectos en que las autoridades han insistido, como por ejemplo, que esta reforma no afectará a los pequeños agricultores.

“Las autoridades no nos han escuchando a lo largo de estos tres años en que hemos estado exponiendo en distintas comisiones. Acá sólo nos han impuesto ideologías, en un proyecto que requiere una respuesta técnica, donde además deben participar todos los actores. Vemos una imposición y no estamos dispuestos a aceptarla”, comentó.

El dirigente del Maule sostuvo que el mayor daño que está provocando esta reforma es entregar más poder a las instituciones del Estado, debilitando a las organizaciones de usuarios de aguas, agregando que esto debería trascender a la política y ser visto con una visión de mucho más largo plazo.

“Hoy día la reforma actual habla de uso, goce y disposición, pero ellos la cambiaron por uso y goce. No podemos disponer de ella, por lo tanto quedará en manos de los funcionarios decidir el futuro del agua, el futuro de la agricultura y todo el tema alimentario. Eso no lo podemos permitir”.

Por su parte, Andrés Rueda, director de la Junta de Vigilancia del Río Ñuble, remarcó inconsistencias graves de las autoridades en las políticas del recurso hídrico. “Hay cosas bien paradójicas. En nuestra cuenca se están invirtiendo 500 millones de dólares en un embalse pronosticado hace más de 80 años y que recién se licitó, y por otra parte, se están haciendo modificaciones totalmente ideológicas, que no tienen ningún sustento técnico”.

El dirigente ñublensino precisó que hay un artículo en la actual reforma al Código de Aguas que obligará a los pequeños agricultores a sanear sus derechos, lo que sería impracticable según lo que se ha demostrado históricamente en diversos programas.

Finalmente, Francisco Godoy, presidente de la Federación de Agricultores de Cachapoal, valoró la gran convocatoria del evento, demostrando la unidad de los gremios agrícolas.

“Este evento ha sido fantástico. Hemos convocado a miles de regantes en Melipilla, San Fernando, Talca, Chillán, Ovalle y ahora en San Clemente. Es un gran mérito que los agricultores vuelvan a reunirse para defender sus derechos y exigir una legislación consensuada entre todos los actores”.

Los regantes anunciaron que las próximas manifestaciones se realizarán en las ciudades de Osorno y Santiago, respectivamente, en fechas a definir.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!