Medio argentino informa que habrían renunciado los obispos de Talca y Linares

El Vaticano. Los miembros de la Conferencia Episcopal de Chile posan con Papa Francisco en la Biblioteca Apost—lica durante la visita Ad Limina de enero del 2017. Foto: Vatican Media (transm. V.Sokolowicz)

Según información publicada por el diario Clarín de Buenos Aires, las renuncias estarían acompañadas de los obispos de Osorno y auxiliar de Santiago. Además, agrega que no se descarta que renuncien una docena de obispos. De momento, los obispos no han confirmado ni descartado lo señalado por este medio.

CIUDAD DEL VATICANO.- El diario argentino Clarín informó hace instantes que, según fuentes vaticanas, cuatro obispos chilenos habrían renunciado ante el Papa Francisco, entre ellos los obispos de Talca y Linares, Horacio Valenzuela y Tomislav Koljatic, respectivamente.

El medio bonaerense señala bajo el titular “Mano dura del Papa: afirman que ya renunciaron cuatro obispos chilenos”, que en el último día de reuniones -concluidas hace instantes en Roma- “ya se sabe de la renuncia de cuatro, entre ellos Juan Barros. La cifra podría llegar a 12. Están acusados de encubrir actos de pedofilia”.

Continúa el medio señalando que “en la tarde de este jueves, habló por fin el más cuestionado y en el centro de las polémicas y renuncias: monseñor Juan Barros, obispo de Osorno, considerado uno de los principales cómplices del depredador sexual de niños y adolescentes, Fernando Karadima. Barros habría informado otra vez que su renuncia estaba a disposición del Papa, que ya se la rechazó otras dos o tres veces porque confiaba en que era inocente. Esta vez le aceptará la dimisión porque ahora está convencido de su culpabilidad”.

A continuación agrega que “una fuente confiable informó a Clarín en el calderón de obispos y periodistas que se mezclaban frente al viejo Pensionado Romano de vía Transpontina, a 400 metros del Palacio Apostólico vaticano, mientras los episcopales caminaban hacia la “aulita”, el salón anexo al Aula de las Audiencias Generales, donde se celebraron las reuniones, mientras mantenían una cierta tensión por este ‘finale’ aunque todos apostaban a que Barros pondría mansamente la cabeza en la picota”.

Párrafos más abajo se señala que “al parecer no solo Barros renunció a su cargo. También lo hicieron antes de su partida a Roma los obispos Horacio Valenzuela, de Talca, Tomislav Koljatic, de Linares, y uno de los siete episcopales auxiliares de Santiago, monseñor Andrés Arteaga, que no vino a Roma porque está gravemente enfermo del mal de Parkinson”, indicando más abajo que junto a Barros “forman el núcleo de cuatro obispos formados en la pía asociación fundada por el padre Karadima en sus tiempos de gloria, considerado un santo en vida por las clases altas chilenas, con grandes entradas con el dictador general Pinochet y sus colaboradores”.

Posteriormente, Clarín puntualiza “’creo que el Papa tomará medidas concretas en el corto plazo. Es un hombre de palabra y si lo dijo, las habrá’. Habla uno que sabe, el reverendo Jordi Bertomeu, catalán de 49 años, notario eclesiástico de la Congregación para la Doctrina de la Fe, y una de las puntas de lanza de los monseñores del Departamento Disciplina del dicasterio, que están a cargo de las investigaciones contra las violaciones de los derechos humanos de los fieles por parte de miembros del clero. Algunas fuentes creen que la barrida alcanzará a una docena de obispos chilenos”.

De momento, los Obispos no han confirmado ni descartado lo señalado por Clarín.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!