Menor raptada en Licantén fue abusada sexualmente en 2016 por un familiar

La Fiscalía del Maule confirmó que hay un proceso abierto en contra de un cuñado de la madre de Emily Canales.
LICANTÉN. – A medida que avanzan los trabajos de búsqueda de Emily, la pequeña de 11 años desaparecida en la comuna de Licantén van saliendo antecedentes a la luz de situaciones de abuso que habría sufrido la menor al interior de la familia. El fiscal regional del Maule, Mauricio Richards, confirmó que hay un proceso en curso por abusos sexuales en contra de Emily Canales, quien hoy esta desaparecida al ser secuestrada por José Manuel Navarro, en Licantén.
“Tenemos una investigación donde la niña es víctima. Hay personas que fueron formalizadas y esa investigación está en proceso y sigue su curso. Es una denuncia de abuso sexual. Hay una audiencia de preparación de juicio oral en unos días más”, dijo el Fiscal a ADN.
Los abusos ocurrieron en 2016. Primero, durante el verano, cuando la menor visitó en Temuco a un tío político, un cuñado de su madre. El mismo hombre la agredió sexualmente durante el invierno, esta vez en Licantén.
Manuel Soto, director del Liceo Augusto Santelices, donde asiste la Emily, afirmó que ellos, como colegio, debieron hacer la denuncia cuando notaron cambios en el comportamiento de la menor y descubrieron el abuso. “Se le avisó a la mamá, no obstante en algún momento manifestó no querer hacer la denuncia”, dijo.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!