Menos de un tercio de los presos en Chile trabaja

Se trata de unos 15 mil reos que participan de alguna actividad laboral

SANTIAGO.- Un estudio publicado por el Centro de Políticas Públicas de la Universidad Católica reveló las dificultades que enfrentan las personas que actualmente se encuentran en prisión.

De acuerdo a la investigación, replicado por ADNRadio, en el país hay unas 49 mil personas privadas de libertad, de las cuales solo un 31,5 por ciento participa de alguna actividad laboral.

Se trata de unos 15.202 reos que trabajan, de los cuales apenas 1.750 internos se capacitaron en 2016 en competencias de empleabilidad a través del convenio Sence-Gendarmería.

El estudio admite que en los recintos penitenciarios existe una escasa cobertura de programas laborales. Además, la falta de infraestructura también es una dificultad para los distintos talleres laborales.

El panorama se agrava si agregamos que, según la primera encuesta de Percepción de Calidad de Vida Penitenciaria, sólo un 30,4 por ciento de los presidiarios que dejan la cárcel accederá a un trabajo.

En conversación con LaTercera, uno de los autores de la investigación, Rodrigo Azócar, manifestó que “el trabajo que se ofrece al interior de los recintos penitenciarios es bastante precario y básico”.

“Acá debemos tener en cuenta que los privados de libertad, en general, son personas que han sufrido altos niveles de exclusión social, cuyas vidas han estado marcadas por la marginalidad y la pobreza, con lo que su nivel educacional es bastante bajo”, precisó.

A esta situación “se suma a la poca calificación profesional, a la escasa experiencia laboral y a la falta de ofertas de capacitación adecuada al interior de las cárceles”.

Revisa el estudio titulado El trabajo de las personas privadas de libertad en Chile: hacia la [re]inserción social y laboral a continuación.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!