Ministra del trabajo por uso del 10%: «Ojalá que no veamos imágenes de gente saliendo con plasmas»

0

Ministra del Trabajo y Previsión Social, María José Zaldívar, señaló que efectivamente puede haber un impacto en la variable del consumo, dentro de la economía.

Sin sorpresa por el hecho de que el 70% de los afiliados al sistema de AFP ya haya hecho su solicitud para el retiro de hasta un 10% de los ahorros para su jubilación, se manifestó la ministra del Trabajo y Previsión Social, María José Zaldívar.

“No me causó sorpresa porque la ley quedó absolutamente amplia”, señaló este miércoles en conversación con Radio La Clave, sobre la iniciativa que, en principio, impulsaron sectores políticos de oposición -a los que se sumaron parlamentarios de la coalición- en el Congreso en desacuerdo con el Gobierno.

En esta dirección reiteró su crítica sobre lo regresivo que resultó esta medida al beneficiar por igual a trabajadores de menores y mayores ingresos dado que estos fondos están libre del pago de impuestos. A su juicio, las personas que tiene ingresos altos “no corresponde” que reciban un subsidio por parte del Estado.

Ante esta realidad, manifestó que uno de los impactos que tendrá en la economía el retiro de los fondos permitidos por la ley, será en la variable del consumo. “Efectivamente puede haber un impulso en las compras, ojalá en artículos de primera necesidad y no veamos imágenes como las que vimos en países como en Perú, que uno veía a gente saliendo con plasmas de las tiendas”, comentó.

En este sentido manifestó que lo que se espera es que las personas lo destinen a la compra de artículos de primera necesidad y a solucionar requerimientos de recursos concretos ligadas a los problemas financieros originados en medio de la crisis sanitaria. Esto en un contexto en que se han perdido millones de puestos de trabajo junto al hecho de que miles de trabajadores han pactado con sus empleadores rebaja de sus jornadas laborales o bien las suspensiones de sus contratos. Todo esto ha afectado los ingresos de las personas.

Explicó que lo que “se pensó” en Chile para adoptar esta iniciativa fue que “las personas están viviendo una situación muy compleja” e hizo el énfasis en “aquellas personas que no han recibido los aportes o las ayudas por parte del Estado, principalmente la gente de clase media”.

Ante esto señaló, que con el dinero que obtendrán al sacar parte de sus ahorros destinados a la vejez, podrán resolver sus necesidades que “hoy en día que son muy concretas”.

“Una persona que hoy está sin ingresos, lo más probable es que tienen el colegio de los niños sin pagar, tiene que estar pasando realmente un invierno tan duro -como este- con racionalización de la calefacción, de la electricidad…eso claramente es un dolor muy profundo que estemos viviendo como país”, manifestó.