Ministra del Trabajo y director nacional del IPS entregaron ayuda y orientación en Santa Olga

Director Regional, Waldo Quevedo Araya, destacó la presencia de las máximas autoridades nacionales, que recorrieron la localidad y sus alrededores para apoyar a los damnificados del megaincendio.

CONSTITUCIÓN.- Cubrir la emergencia desde todos sus frentes, es la instrucción presidencial que el Gobierno en su conjunto ha venido desarrollando en las localidades afectadas por los incendios forestales y que este martes, sumó en Santa Olga y sus alrededores a la Ministra del Trabajo y Previsión Social, Alejandra Krauss y el Director Nacional del IPS Patricio Coronado.

Las autoridades, llegaron a constatar la forma en que los servicios dependientes del Ministerio del Trabajo y Previsión Social están realizando su labor y a recoger en el terreno mismo las inquietudes y nuevas necesidades que van surgiendo a medida que avanzan los días y se comienza el proceso de reconstrucción.

En el caso del IPS Maule, la comitiva del director nacional, estuvo integrada además por el subdirector nacional de Servicios al Cliente, Juan José Cárcamo, por el jefe de Comunicaciones Pedro Vallette y por el director regional del IPS Maule, Waldo Quevedo.

Su principal misión fue constatar en terreno el funcionamiento de la Oficina Móvil que el servicio dispuso para la localidad de Santa Olga y que ha trabajado desde el primer día de la devastación, entregando orientación a las personas que así lo han requerido.  Otra preocupación constante del servicio, desde que se iniciaron los incendios en la región, es el continuar con el servicio de pago rural, especialmente en las zonas donde el fuego ha dificultado o destruido los accesos y destinos.

Así lo destacó Patricio Coronado, al indicar que “El IPS ha tomado las medidas necesarias para tener al día los pagos de sus beneficios sociales en las zonas afectadas”.  Agregó, que se evalúa caso a caso si se requiere adelantar pagos rurales en algunas localidades. La autoridad fue enfática en destacar que lo importante es estar “donde las personas nos necesitan”.

Es por esta razón, que subrayó, se dispuso que en las Regiones de O’Higgins, del Bío – Bío y del Maule, estos móviles recorran los lugares afectados, entregando atención y ayuda a los damnificados.

Por su parte, Waldo Quevedo, director regional del IPS Maule, agradeció la presencia del director nacional en la zona.  “Para nosotros y nuestros funcionarios y funcionarias, especialmente los de Cauquenes y Constitución, que se han visto afectados muy de cerca por estos incendios, es muy importante su presencia, porque entrega la valoración y tranquilidad que las personas necesitan para superar este momento, seguir trabajando y entregar la contención que los y las usuarias que acuden a nuestras oficinas demandan”.

En cuanto al trabajo desplegado en terreno, la autoridad regional, subrayó su admiración por las personas damnificadas y por su empuje para salir adelante.  “Percibimos que dentro de lo que es posible, están tranquilos, en Santa Olga, es posible observar mucha limpieza, la ayuda y el trabajo voluntario y gubernamental comienza a dar su fruto y como IPS, estamos atentos y dispuestos para entregar nuestra contribución al momento que se vive y a la reconstrucción” explicó.

Entre otras medidas importantes implementadas en la zona, destaca el trabajo del Registro Civil que comenzó este martes a entregar a los lugareños, las primeras cédulas de identidad gestionadas en su oficina móvil instalada en el sector.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!