Ministro de Cultura presentó su renuncia

Mauricio Rojas, el ahora exministro de Cultura, estuvo menos de 90 horas en ese puesto. Su alejamiento es tras polémica por dichos del Museo de la Memoria y de los Derechos Humanos, señalando durante el año 2015 que el museo es “un montaje”. En su puesto quedará como ministra de esa cartera a Consuelo Valdés, actual directora del Museo Interactivo Mirador.

SANTIAGO.- No alcanzó a estar cuatro días en su puesto el recién nombrado ministro de Cultura, Mauricio Rojas, y se vio forzado a renunciar.

Según informó confirmaron dos fuentes del oficialismo a LaTercera durante la mañana del lunes 13 de agosto, el ministro de las Culturas, de las Artes y el Patrimonio, Mauricio Rojas, presentó su renuncia al Presidente Sebastián Piñera.

Esto luego de la polémica que se instaló el fin de semana, tras que se diera a conocer sus antiguos dichos respecto al Museo de la Memoria y de los Derechos Humanos.

Al salir de Ahumada 48, lugar donde se encuentra este ministerio, el ahora extitular de Cultura señaló a la prensa que “vamos a conversar en su momento, de buena forma, como corresponde. No hay nada que conversar por ahora”.

Ampliando la información, según informó RadioBiobío que de momento, los asesores del mandatario trabajan en los nombres para poder establecer al sucesor de Rojas, quien está envuelto en una polémica tras sus dichos sobre el Museo de la Memoria, al cual calificó de “montaje”.

“Más que un museo (…) se trata de un montaje cuyo propósito, que sin duda logra, es impactar al espectador, dejarlo atónito, impedirle razonar”, dijo Rojas en el libro “Diálogo de Conversos”, que escribió junto al actual ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero.

La salida del secretario de Estado será comunicada a los presidentes de los partidos de Chile Vamos en el Comité Político, pero desde el Ejecutivo respaldaron a Rojas durante la jornada del domingo.

En una entrevista con Televisión Nacional, el ministro secretario general de la Presidencia, Gonzalo Blumel, aseguró que la opinión de Rojas sobre el recinto que recuerda los abusos durante la Dictadura había cambiado y que éste nunca “ha justificado las violaciones de los Derechos Humanos“.

Desde la oposición, en tanto, las críticas fueron duras. La diputada y presidenta de la comisión de Derechos Humanos de la Cámara, Carmen Hertz (PC), aseveró que tales dichos “sólo buscan minimizar los horribles crímenes” que ocurrieron bajo el régimen de Augusto Pinochet.

El Presidente Sebastián Piñera aceptó la renuncia de Rojas, no compartiendo sus apreciaciones pero si condenando las situaciones de atropello a los derechos humanos, como es el caso de Cuba, Venezuela o Nicaragua; y recordando que en el pasado la situación afectó la convivencia de los chilenos independiente del pensamiento que tienen.

Designó en el cargo de ministra de Cultura a Consuelo Valdés, de profesión arqueóloga, que era hasta hoy la directora del Museo Interactivo Mirador.

EN DESARROLLO…

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!