Monckeberg y Walker renuncian para asumir candidaturas en la Convención Constitucional

Las autoridades concretaron su salida este miércoles para competir en las elecciones del próximo 11 de abril. Juan José Ossa asumirá la titularidad del ministerio de Segpres, mientras que María Emilia liderará la cartera de Agricultura.

Tal como se había conocido durante horas de esta mañana, este miércoles los ministros de Segpres, Cristián Monckeberg, y Agricultura, Antonio Walker, concretaron su salida del gobierno del presidente Sebastián Piñera.

En reemplazo de Monckeberg asumirá Juan José Ossa, actual subsecretario de la cartera y, a su vez, este será sucedido por Máximo Pavez.

En tanto, en lugar de Walker asumirá María Emilia Undurraga, quien hasta ahora se desempeñaba como directora nacional de Odepa.

En la ceremonia realizada en La Moneda, el mandatario agradeció tanto a Monckeberg como Walker por su gestión en el gabinete.

Además, le dio la bienvenida a las autoridades entrantes e indicó que, en el caso de Ossa, entre sus principales desafíos se encuentran combatir con eficacia la pandemia, impulsar la reactivación de la economía y fortalecer el orden público y garantizar el proceso constituyente.

En tanto, en el caso de Undurraga apuntó a seguir impulsando la transformación de Chile en una potencia agroalimentaria, promover el pleno desarrollo del mundo rural y enfrentar la sequía que afecta al país.

Tanto Monckeberg como Walker dejaron sus cargos para asumir candidaturas en las próximas elecciones del 11 de abril, en que se elegirá a los integrantes de la Convención Constitucional que elaborará la nueva Constitución.

De este modo, su renuncia se concreta pocos días antes del cierre del plazo para inscribir las listas que competirán, que vence el próximo 11 de enero.

Al respecto, el pdte. Piñera manifestó que “les deseamos la mejor de las suertes y apreciamos y valoramos esa vocación de servicio publico”.

“Su misión es muy trascendente, esa es aportar para que esta convención constitucional arribe a un buen puerto y el buen puerto es una buena Constitución para Chile“, cerró.