MOP inicia construcción de rampas para balsas El Peumo y Caliboro

Estos trabajos son ejecutados por la Dirección de Obras Portuarias del Ministerio de Obras Públicas (MOP), organismo a cargo de la construcción y conservación de la infraestructura costera marina, de ríos y lagos.

LINARES.- El Secretario Regional Ministerial de Obras Públicas, José Arancibia, dio a conocer el inicio de los trabajos de conservación de las rampas de acceso a las balsas El Peumo y Caliboro, embarcaciones que operan sobre las aguas de los ríos Loncomilla y Perquilauquén, en el límite de la comuna de San Javier con Villa Alegre y Retiro, en la Provincia de Linares.

El SEREMI del MOP señaló que este es un trabajo que involucra a dos direcciones regionales como son Obras Portuarias y Vialidad pues la construcción de esta infraestructura de ribera facilitará la conectividad interna de estas comunas.

“Estas dos balsas cumplen una función social importante pues permiten dar continuidad a la conectividad caminera que se ve interrumpida por los cauces naturales. Así los vecinos de pequeñas comunidades rurales puedan acceder de manera más directa a centros poblados más grandes donde asisten a efectuar trámites y hacer compras para la vida cotidiana en el sector rural”, expresó el SEREMI Arancibia.

Por su parte el Director Regional de Obras Portuarias, Marco Araneda, puntualizó que los trabajos consisten en habilitación de las rampas de acceso a las balsas, con soleras de hormigón transversales que servirán para la mejor tracción de los vehículos, la construcción de enrocados de protección fluvial, además de elementos de amarre para la operación de las embarcaciones.

La inversión proveniente del presupuesto de la Dirección de Obras Portuarias bordea los $430 millones, con un plazo de ejecución de 6 meses.

“El Ministerio de Obras Públicas provee de infraestructura para el desarrollo de los distintos territorios de la Región, en este caso en medio del sector rural con un positivo impacto social entre las comunidades beneficiadas”, concluyó el SEREMI, José Arancibia.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!