MOP termina construcción de seis sistemas de Agua Potable Rural

Seis importantes proyectos de Agua Potable Rural (APR) terminó de construir el Ministerio de Obras Públicas en la Región del Maule, según lo dio a conocer el SEREMI del MOP, Enrique Jiménez, quien destacó la importancia de este programa a cargo de la Dirección Regional de Obras Hidráulicas (DOH).
Se trata de los comités La Unión- Callejón Ortúzar de Romeral, Colín -Trinidad y La Higuerilla- Sanatorio de Sagrada Familia, El Encanto-Llanos Las Piedras y San Marcos-Huimeo de Longaví y Remulcao de Parral.
En todas estas localidades se amplió y mejoró la capacidad de abastecimientos y distribución de los comités de Agua Potable, con una inversión sectorial del orden de los $2.873 millones.
“El programa de Agua Potable Rural tiene un enorme impacto en la calidad de vida de las personas que viven en sectores rurales pues mejora las condiciones sanitarias, evitando enfermedades y facilitando las labores domésticas al interior de las familias”, señaló el Secretario Regional Ministerial.
La autoridad dijo que el Maule es la Región del país con mayor cantidad de APR con un total de 275 sistemas, los que cubren el 91% de las comunidades rurales pertenecientes a las provincias de Talca, Curicó, Linares y Cauquenes.
Además se encuentran actualmente en ejecución 9 obras de ampliación correspondientes a Chequenlemu de Curicó, La Valdesina de Molina, El Bolsico, La Isla –Picazo Bajo, Los Montes-Corel-Puente Alto de San Clemente, Santa Cecilia-Gabriel Mistral de San Javier, Puente Alto de Linares, San Marco-El Carmen Oriente de Retiro y Renaico-Monteflor de Parral.
La cartera de proyectos de Agua Potable incluye otras 7 iniciativas en proceso de licitación al interior de la Dirección de Obras Hidráulicas, sumando un total de 23 iniciativas y una inversión superior a los $43 mil millones, abarcando una población estimada de 25 mil personas.
Mónica Opazo del sector Huimeo de Longaví (en la foto) dijo que la ampliación del sistema trajo agua a vecinos que antes no tenían o se les habían secado los pozos de sus casas. “Esto nos cambió la vida, muchos dependían del agua que traía la municipalidad en camiones aljibes, en cambio hoy tenemos buena presión en las duchas y podemos usar lavadoras automáticas”.
Por su parte, la vecina Roxana Zura dijo que “antes no tenía agua en mi casa con las dificultades que eso significaba para toda la familia. Estamos felices con el agua que también llegó a la escuela y a la posta de Salud de este sector”.
El programa de Agua Potable Rural en la Región del Maule tiene una cobertura de 276 mil personas agrupadas en 228 comités y 47 cooperativa.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!