Municipio talquino fortalece plan de protección para adultos mayores en pandemia

Tras la confirmación del primer caso de coronavirus en Chile, amplio ha sido el trabajo de difusión y prevención adoptado por las distintas unidades municipales para resguardar a la población de riesgo.

TALCA.- Luego de ser declarada pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y en Talca se registrara el primer caso importado del virus en el país, las máximas autoridades de la región junto al alcalde Juan Carlos Díaz, activaron todos los protocolos para enfrentar la enfermedad y así proteger a la población, fundamentalmente a grupos de riesgo, como los adultos mayores.

Desde ese momento el municipio ha trabajado con la comunidad, pero de manera especial con la tercera edad por tratarse de uno de los segmentos más sensible a los efectos del virus. De esta manera, se adoptaron todas las acciones en los hogares de ancianos de la comuna, entregando apoyo en alcohol gel, mascarillas, sanitización; vacunación y toma de PCR en sus domicilios; delivery de alimentación y medicamentos.

CHARLA INFORMATIVA Y ENTREGA DE ALCOHOL GEL

A comienzos del mes de marzo, un grupo de la tercera edad del sector surponiente recibió capacitación sobre sintomatología, tratamientos y procedimientos en casos de sospecha por Covid-19. En la ocasión, los asistentes recibieron alcohol gel, el que fue distribuido en todos los clubes de adultos mayores, como medida paliativa, de no contar inmediatamente con agua y jabón.

Las charlas dieron inicio al plan de contingencia activado por el municipio y trabajado conjuntamente con la Unión Comunal de Adultos Mayores. Estuvo apoyado con dípticos sobre cómo prevenir el virus y sus síntomas; provisiones de alcohol gel para una limpieza permanente; difusión, y coordinación con todas las direcciones municipales.

En la ocasión, la tesorera de la UCAM, Laura Poblete, agradeció la preocupación de parte del alcalde, Juan Carlos Díaz, manifestando que replicarían lo aprendido en los más de 80 clubes para adultos mayores. “Estamos muy contentos por la constante preocupación que tienen por nosotros; permanentemente nos están informado de todas las campañas y eso, es muy motivante”, recalcó.

VACUNACIÓN PARA MAYORES DE 80 AÑOS Y TOMA DE PCR

Con el fin de evitar que los adultos mayores salieran de sus hogares, la máxima autoridad municipal y de la salud, iniciaron durante el mes de marzo la campaña de vacunación contra la influenza en los domicilios de hombres y mujeres de 80 años o más.

“Hemos aumentado el número de puntos de vacunación y estamos acudiendo a los hogares de los adultos mayores de 80 años o más para realizarles en sus domicilios la correspondiente vacunación contra la influenza, evitando así que concurran a los centros de salud”, detalló el alcalde Juan Carlos Díaz en esa oportunidad.

La medida canalizada a través de la Dirección Comunal de Salud contempló también a personas postradas de la comuna, quienes fueron contactados y coordinados en su momento. Este procedimiento, se efectuó en la fase 4 del coronavirus en nuestro país, momento en que se extremaron los procedimientos como el contacto entre personas y aglomeraciones. Lo anterior, considerando el alto nivel de riesgo de la tercera edad.

Asimismo, el alcalde manifestó la necesidad de planificar ordenadamente las vacunaciones de los grupos más expuestos. De esta manera, se mantuvieron habilitados todos los centros de salud de la comuna, para adultos mayores de 60 años o 79 años, enfermos crónicos, embarazadas, mientras que DAEM coordinó la vacunación en jardines y colegios de niños hasta 12 años.

Para Eliana Valenzuela Farías, de Villa Parque III, ha sido de gran apoyo la entrega de medicamentos y servicios en su hogar. “Nos están ayudando a cuidarnos para que no salgamos a las calles, podamos contagiarnos o tener un accidente. Llegan aquí mismo, nos vacunan, tomas examen y no tenemos que ir al poli a juntarnos con más personas. Agradecemos la preocupación del alcalde por nuestra salud”.

El vacunatorio móvil, adquirido para esos fines, y toma de muestras en todos los Establecimientos de Larga Estadía para Adultos Mayores (ELEAM) realizó testeos PCR, contemplando trabajadores de los ELEAM; manipuladores de alimentos; personal de los comedores solidarios, delivery grupos de riesgo, entre otros. Lo anterior, con el propósito de seguir pesquisando la trazabilidad y evitar la multiplicación de los contagios de Covid-19 que pudiesen hacer peligrar la vida de la población de la tercera edad.

CAJAS DE ALIMENTOS

El municipio adquirió 20 mil canastas familiares para ser entregadas a los vecinos de la comuna, priorizando en las personas de la tercera edad y todos aquellos que vieron disminuidos sus ingresos o perdieron su fuente laboral a partir de la crisis social.

De esta cantidad, 10 mil fueron destinadas a los adultos mayores, las que fueron entregadas en sus domicilios. “En esta etapa, nuestra prioridad han sido los adultos mayores, las personas que han visto mermado sus ingresos y quienes han quedado sin trabajo”, afirmó el alcalde Juan Carlos Díaz.

Sobre las cajas comprometidas por el Gobierno, en el marco del Programa Alimentos para Chile, la autoridad comunal señaló que “con este aporte, obviamente, vamos a ampliar la cobertura y lograr llegar a gran parte de los vecinos que hoy lo están pasando mal”.

COMEDORES SOLIDARIOS Y DELIVERY

La iniciativa impulsada por el alcalde Juan Carlos Díaz, surge la necesidad de abastecer a toda la comunidad, sin distinción, de alimentos dada la crisis económica y sanitaria. A los dos comedores iniciales en el Complejo Educacional Javiera Carrera y Escuela Carlos Trupp, se sumaron el centro de abastecimiento en el Liceo Marta Donoso Espejo para realizar distribución a Escuela Culenar, Escuela Esperanza (Faustino González), Escuela Carlos Spano, y Escuela Sargento Daniel Rebolledo, abarcando así gran parte de los territorios de la ciudad.

A partir de la cuarentena obligatoria, para los adultos mayores de 75 años y más, se hizo imperioso intensificar y cumplir con eficiencia la cadena de entrega de alimentos, medicamentos y otros servicios. En este sentido, Gladys Carrasco, de Villa Parque III, quien tiene a su marido postrado hace siete años, agradeció al alcalde Juan Carlos Díaz, todo lo realizado por los adultos mayores antes y durante pandemia. “Llevo siete años encerrada, no puedo dejar a mi marido, tiene Alzheimer y epilepsia, nunca podremos pagar todo lo que han hecho por nosotros, que nos traigan un platito de comida, medicamentos, pañales, mercadería, somos muy bendecidos”, añadió.

Sin embargo, faltaba incluir en los comedores el pan. Desde el municipio, se elaboró una propuesta de trabajo con el objetivo de incorporar el alimento dentro de las colaciones entregadas en los seis comedores solidarios y servicios de delivery.

Con la puesta en marcha de la Panadería Solidaria, cada ración de almuerzo entregado en los comedores y domicilios, contempla una pieza de pan. La distribución, considera también distintos centros y hogares de adultos mayores de la comuna, algo muy valorado por Víctor Meza del sector norte.

Para Alicia de la Fuente, presidenta de Club del Adulto Mayor “Unión y Alegría”, todo lo realizado por el alcalde en beneficio de los adultos mayores durante la pandemia ha sido de gran ayuda entendiendo que la prioridad en esta pandemia es quedarse en casa. Mientras que Manuel Abarca, del barrio norte, hizo hincapié en cómo ha mejorado su calidad de vida a partir de los programas impulsados por el alcalde Juan Carlos Díaz.