Ni “todos y todas” ni “tod@s”, ni “todes”: la RAE rechaza expresiones en nuevo manual de estilo digital

Fotografía: Rae.es

La Real Academia Española de la Lengua publicó su primer libro de estilo, donde reafirma sus criterios sobre la gramática del género y regula el uso de los emoticonos y memes en los mensajes. La institución aseguró que más allá de las palabras utilizadas, “el problema es confundir la gramática con el machismo”.

MADRID.- Por primera vez en su historia, el lunes 26 de noviembre, la Real Academia de Española de la Lengua (RAE) y la Asociación de Academias de la Lengua Española (Asale) presentaron un manual de estilo digital.

Según informó AhoraNoticias, el texto fue elaborado con la finalidad de ser una guía, para resolver las dudas que surjan sobre la evolución del idioma español por la expansión de la escritura digital en cuestiones gramaticales, ortográficas e incluso fonéticas.

El “Libro de estilo de la lengua española” también enfrenta un tema que ha tomado relevancia en los países de habla hispana, específicamente durante las movilizaciones estudiantiles y feminista: El lenguaje inclusivo.

En el primer capítulo del escrito, la RAE reitera -como ya lo había hecho en redes sociales- que no está de acuerdo en el uso del “@”, “e” o “x” como marca de género.

“Todes” o “todxs” no son aceptables para el organismo ya que, en estos casos, la utilización del género masculino “por ser el no marcado, puede abarcar el femenino en ciertos contextos”. El “todos y todas” o el “tod@s”, por ejemplo, ni hablar.

De acuerdo a lo señalado por el diario ElMundo de España, la institución explicó que más allá de las palabras utilizadas “el problema es confundir la gramática con el machismo”.

Cabe destacar que en diciembre de 2018, la RAE debatirá y decidirá si aprueba o no un informe de la vicepresidenta del Gobierno de España, Carmen Calvo, que solicitó la modificación con lenguaje inclusivo de la Constitución de dicho país.

Agrega el medio escrito español ElPeriódico que después de emoticono, punto final (o aparte). Las incorrecciones en los memes tienen una muy efectiva función humorística y de transgresión, y en ese contexto, bien están.

Sobre el uso de palabras inclusivas, la RAE señaló por medio de su presidente, Darío Villanueva, que “en español, el género masculino, por ser el no marcado, puede abarcar el femenino en ciertos contextos” y “no hay razón para pensar que este género gramatical excluye a las mujeres en tales situaciones”.

García de la Concha, coordinador de esta obra, ha venido a decir lo mismo, pero en lenguaje menos inclusivo: la cuestión del género es ahora “recurrente” debido al “auge de la visibilización de la mujer” y del “feminismo”, pero esto no quita que en castellano “es el masculino el término que tiene todo”.

A su vez, desde esta Academia se indica otros usos como el del emoticón, en donde por ejemplo el libro de estilo plantea que entre emoticono y emoticono no se debe escribir coma, pero sí un espacio, y también un punto después de ese símbolo si está al final de la frase (pero no si el mensaje solo contiene un emoticono). Aunque cualquier usuario de ‘wuasap’ -término aceptado por la RAE en vez de WhatsApp, o en muy menor medida ‘guasap’ – entenderá el hecho de que un mensaje esté acabado en punto le confiere un tono entre tajante y antipático. El manual reconoce sus virtudes expresivas a recursos como un emoticono con un corazón, aunque reconoce que respecto al lenguaje verbal existe un “riesgo de ambigüedad y descontextualización”.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!