NIÑOS DE HUILQUILEMU SE ACERCAN A LA LECTURA A TRAVÉS DE DIBUJOS Y CUENTACUENTOS

La Junta de Vecinos Alfonso Urzúa en conjunto con la Universidad Católica del Maule dieron inicio al proyecto “Un libro para soñar y crear”, financiado por el Consejo de la Cultura.

El hábito y el gusto por la lectura entre estudiantes de Huilquilemu buscan fomentar la Junta de Vecinos Alfonso Urzúa en conjunto con la Universidad Católica del Maule, a través del proyecto “Un libro para soñar y crear” financiado por el Consejo de la Cultura a través del Fondo de Fomento del Libro y la Lectura.

A partir de una serie de talleres en la Villa Cultural Huilquilemu, los menores de cuarto a sexto año básico descubrirán a través de actividades lúdicas el mundo de entretención que se esconde tras las páginas de un libro. Cada quince días –durante nueve meses- los alumnos compartirán historias, trabalenguas, refranes, canciones, rimas, mitos y leyendas, con una cuentacuentos y un caricaturista. Además, podrán llevarse a casa diversos textos infantiles y compartirlos con la familia.

Este tipo de actividades debiera repetirse en cada rincón de Chile y no sólo ser iniciativas aisladas. Felicito a la Junta de Vecinos Alfonso Urzúa por su preocupación por el fomento del libro y la lectura, y a la Universidad Católica del Maule por motivarse y estar siempre dispuesta a asumir estos desafíos. Niños y niñas lectoras harán más grande y amable nuestro país”, señaló el director regional de Cultura, Edgardo Cáceres.

Iniciativa

La máxima autoridad cultural del Maule acompañó la primera sesión del taller en uno de los salones de la Villa Cultural. Junto a una treintena de niños disfrutó de la narración y las caricaturas de algunos capítulos de El Principito. Tras el relato, dialogó con los estudiantes y los motivó a dejarse seducir por el mundo de la lectura y no abandonarlo.

Indicó que el aporte del Consejo de la Cultura fue de 5 millones 400 mil pesos e invitó a las organizaciones sociales a replicar este tipo de proyectos. Llamó a desde ya pensar iniciativas para postularlas a los Fondos de Cultura, que se abrirán durante el segundo semestre de este año.

El taller, además, contempla clases de elaboración de comics. Cada estudiante creará su propia historia y luego todas serán compiladas en un libro que se le entregará a sus familias y bibliotecas del sector.

 

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!