Niños de todo el mundo planean faltar a la escuela este viernes para exigir acciones sobre el cambio climático

Como parte del movimiento #FridaysForFortune, este viernes miles de estudiantes planean hacer un paro climático global.

Los jóvenes de todo el mundo no están interesados en excusas cuando se trata de lidiar con el cambio climático.

Cada año de sus vidas ha sido uno de los más calurosos registrados. Los eventos climáticos extremos, que incluyen inundaciones, incendios forestales y olas de calor, se están convirtiendo en la nueva norma. Muchos creen que, si no se hace nada para detener el calentamiento global, su generación tendrá que lidiar con consecuencias catastróficas.

Es por eso que, el 15 de marzo, decenas de miles de estudiantes en todo el mundo pararán las clases y se tomarán las calles para exigir que los funcionarios electos actúen.

El paro climático global del 15 de marzo es una rama del movimiento #FridaysForFuture, que ha estado activo en todo el mundo durante meses.

Comenzó con Greta Thunberg, la activista ambiental de 16 años, quien en agosto de 2018 comenzó a faltar a clases los viernes para protestar frente al parlamento sueco.

Tal vez recuerdes cómo “rostizó” a la élite mundial en el Foro Económico Mundial al decirles que tenían la culpa de la crisis climática. Antes de eso, pronunció un discurso condenatorio en la conferencia de las Naciones Unidas sobre el clima, la COP24, y les dijo a los negociadores sobre el clima que no estaban “lo suficientemente maduros para decirlo como es”.

Thunberg ha dicho que no detendrá sus plantones hasta que Suecia esté en línea con el Acuerdo de París, un acuerdo que pretende limitar el aumento de la temperatura global de este siglo a 1,5 grados centígrados.

Sus protestas han inspirado a miles de jóvenes en todo el mundo. Los estudiantes en países como Australia, Tailandia, Uganda y Reino Unido ya han saltado a la escuela para exigir que sus gobiernos actúen contra el cambio climático.

Estudiantes en más de 90 países y más de 1.200 ciudades alrededor del mundo planean unirse a la huelga en lo que podría ser una de las mayores protestas ambientales en la historia.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!