Niños y niñas de protección finalizan exitosamente terapia alternativa de reparación

La iniciativa surgió entre el juzgado de letras y garantía de Licantén y el proyecto de protección, que acogieron el ofrecimiento de la familia Olea Catalán, de comenzar a complementar sus sesiones psicosociales con hipoterapia.

Niños y niñas atendidos por el Centro Especializado en Reparación de Maltrato Infantil Grave (PRM) Ayún de Curicó, organismo colaborador del Servicio Nacional de Menores (Sename), fueron reconocidos por su participación de ocho meses de hipoterapia, realizadas durante el 2018, en el centro Hipomédano del matrimonio Olea Catalán, ubicado en la comuna de Licantén.

La iniciativa surgió entre el juzgado de letras y garantía de Licantén y el proyecto de protección, que acogieron el ofrecimiento de la familia Olea Catalán, de comenzar a complementar sus terapias de reparación psicosocial con equinoterapia. En ese sentido, el trabajo realizado en el centro ecuestre busca ayudaa a abordar casos complejos que presentan trastornos diagnosticados, a fin de potenciar la recuperación y estabilidad psicológica del niño o niña.

Alejandra Rojas, directora del PRM, agradeció el apoyo y compromiso del matrimonio con la infancia de la comuna: “Esta iniciativa nos ayuda en el acercamiento hacia los niños y niñas, potencia el vínculo, ya que es un trabajo complementario a la terapia, el que fortalece y une los lazos entre los terapeutas con la familia”.

En tanto, María Victoria Catalán, reafirmó el compromiso de la familia de seguir con las terapias durante todo el 2019: “El ayudar a los niños, niñas y familias de nuestra localidad nos llena de felicidad. Es satisfactorio ver que a medida que pasa el tiempo los niños se van entregando y confiando en la terapia, arriba de la mentita (yegua utilizada en la terapia) ellos se sienten libres y felices, es por eso que durante este año seguiremos con la hipoterapia”, concluyó.

Constanza Naranjo, juez (s) del juzgado de letras y garantía de Licantén, destacó que “para el tribunal es importante recibir la ayuda de la comunidad, porque muchas veces la lejanía provoca que no podamos tratar vulneraciones que han sufrido los niños en sus espacios vitales. Es por eso que contar con el espacio del médano es de gran ayuda para la infancia de la comuna”, explicó la magistrada.

Por su parte, Juan Lara, director (s) del Sename, expresó su alegría por el compromiso y adherencia de los niños: “Lo que han logrado con la hipoterapia es un gran paso. Agradezco y comparto mi felicidad por la notable coordinación que han tenido todos en favor de los niños y niñas de la comuna”.

La instancia también contó con la presencia de los familiares de los niños y niñas, quienes fueron testigos de los avances y la confianza adquirida mediante las sesiones en compañía de mentita. Fue en ese tenor que los ocho reconocidos mostraron sus dotes ecuestres. Posterior a la demostración, el equipo del PRM, entregó un presente de agradecimiento a la familia Olea Catalán, quienes en todo momento acompañaron y enseñaron la técnica de hipoterapia a las profesionales del PRM.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!