Nueva normativa garantiza igualdad de oportunidades e inclusión social

Minvu y Desarrollo Social, dieron a conocer la puesta en vigencia del Decreto N°50 que incorpora criterios de accesibilidad y diseño universal

TALCA.- El Seremi de Vivienda y Urbanismo, Rodrigo Sepúlveda, junto a Jaime Valenzuela jefe de departamento de la  Seremi de Desarrollo Social, dieron a conocer este martes los principales alcances de la entrada en vigencia del Decreto Supremo N°50 el cual apunta a actualizar sus normas y disposiciones de la Ley N°20.422 sobre igualdad de oportunidades e inclusión social para personas en situación de discapacidad.

El anuncio lo efectuaron en el marco de un recorrido que realizaron por el paseo peatonal de Talca-entre las calles 1 sur 3 y 4 oriente- donde fueron acompañados por alumnos y alumnas de la Escuela Especial Evangélica Presbiteriana de esta ciudad.

Como se sabe ya se encuentra publicada en el Diario Oficial dicho decreto que modifica la Ordenanza General de Urbanismo y Construcción, incorporando criterios de accesibilidad y diseño universal.

Se explicó que tanto el MINVU como Desarrollo Social ya están abocados a generar todas las instancias que apuntan a cumplir con la normativa, destacando además la elaboración de un documento técnico por parte de SENADIS, ello con el propósito de asesorar técnicamente en dichas materias con orientaciones que permitirán elaborar los antecedentes que exige la normativa.

También profesionales del Departamento de Gestión Territorial y Urbana del MINVU recibieron la capacitación sobre todos los temas de la agenda de inclusión y ejes de la política de desarrollo urbano.

Existen una serie de normas obligatorias para asegurar el acceso a inmuebles de las personas en situación de discapacidad y quienes tienen movilidad reducida transitoria.

La normativa establece una cadena de accesibilidad al interior de los proyectos y entre los espacios públicos, puntualizando que la mencionada ruta accesible comprende una circulación peatonal de ancho continuo, apta para cualquier persona, con pavimento estable, sin elementos sueltos, de superficie homogénea, antideslizante en seco y en mojado, libre de obstáculos, gradas o cualquier barrera que dificulte el desplazamiento y percepción de su recorrido.

Según se informó desde el 3 de marzo de 2019 los edificios de uso público o que presten servicio a la comunidad, deberán efectuar las adecuaciones necesarias que les permitan ser accesibles y utilizables por personas con movilidad reducida permanente o transitoria.

Asimismo, al año 2018 los bienes nacionales de uso público, administrados por organismos del Estado o Municipalidades, deberán ser accesibles y utilizables en forma independiente y sin dificultad por personas con discapacidad, en especial, las veredas, pasarelas peatonales, parques y plazas.

El seremi del Minvu, Rodrigo Sepúlveda, destacó que “resulta muy satisfactorio dar a conocer este tipo de noticias ya que así damos una señal concreta que nuestra preocupación va más allá de entregar soluciones habitacionales y obras urbanas, sino que también tenemos el foco puesto en generar equidad urbana e inclusión social. Ahora si bien es cierto existe una normativa se trata de una materia que venimos abordando desde hace mucho tiempo en los proyectos que se van generando desde el Minvu”.

En tanto, Jaime Valenzuela, jefe de departamento de la Seremi de Desarrollo Social señaló que “estamos marcando un hito con esta nueva normativa y lo importante es que todos los proyectos se tendrán que adaptar a este nuevo formato. El acceso universal debe ser un derecho propio de toda la ciudadanía”, dijo.

REALIDAD REGIONAL

También en la ocasión se informó los principales resultados que arrojó en la región el segundo estudio nacional de la discapacidad.

En total hay 155.708 personas en situación de discapacidad en el Maule, lo que representa el 20,2% de la población mayor de 18 años. Mientras que a nivel nacional, el promedio llega el 20%, lo que significa que 2.606.914 individuos se encuentran en dicha condición

Otras cifras que las autoridades destacaron fue que del porcentaje regional, el 12,1% corresponde a personas en situación de discapacidad leve o moderada, mientras que el 8,1% se encuentra con discapacidad severa. Además el 16,4% de los hombres presentan algún tipo de discapacidad, cifra que en las mujeres maulinas se eleva al 23,8%.

El porcentaje además va aumentando con la edad. En la región el 7,7% corresponde al rango de entre 18 y 44 años, el 21,8% entre 45 y 59, y el 41,7% de 60 y más años.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!