Nueve usuarios privados de libertad recibieron el alta terapéutica, rehabilitados por Senda

Atendidos en el Centro de Tratamiento en Adicciones de la cárcel de Curicó en convenio con SENDA.

TALCA.- El Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (SENDA) dentro de sus convenios en el área de Tratamiento y Rehabilitación presenta aquel con el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Curicó el cual comenzó su funcionamiento en noviembre del año 2014.

Desde esa fecha hasta ahora 25 personas han ingresado a un tratamiento, de las cuales 9 egresaron con alta terapéutica, dando cuenta de que el Centro de Tratamiento en Adicciones (CTA) ha tenido tratamientos exitosos, ya que 9 usuarios egresados de un total de 25, es una excelente estadística en tan corto tiempo de funcionamiento (1 año). Ahora bien, para dar el alta terapéutica la persona debe cumplir con sus objetivos de tratamiento en las diferentes áreas (individual, familiar, etc.), y además se respalda con screening negativos (test de orina para drogas con resultado negativo).

Este programa es de funcionamiento ambulatorio, es decir los usuarios durante el día reciben atenciones en el Centro de Tratamiento en Adicciones (CTA), pero luego deben volver a sus módulos (donde están las celdas comunes) a dormir. La intención es que el CTA de Curicó en el futuro tenga modalidad residencial, ya que eso permite que los usuarios estén en un ambiente más idóneo durante su tratamiento.

Patricia Gajardo Pinto, Directora Regional del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (SENDA), indicó “estamos muy contentos entregando estas 9 altas terapéuticas y valorando el tremendo esfuerzo que realiza el paciente, quien debe manejar y superar sus deseos de consumo por un bien superior que generalmente son sus seres queridos y metas personales. El trabajo con los centros de tratamiento es fundamental, pues forman parte de los procesos de integración social que tenemos como Senda”.

Por último, señalar que el equipo está compuesto por un coordinador, una dupla psicosocial y una terapeuta familiar. Además, debería contar con un médico, pero por ahora no se encuentra ese profesional, por lo tanto, los usuarios son atendidos por el médico del CCP.

 

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!