Nuevo Paro Nacional de la Atención Primaria los días 17, 18 y 19 de noviembre ante negativa del gobierno

El Consejo Directivo de la CONFUSAM, mandatado por las bases del gremio, resolvió ayer lunes, realizar un nuevo paro nacional de la Atención Primaria los días 17, 18 y 19 de noviembre ante la persistente negativa del gobierno a mejorar el presupuesto 2021 ofrecido para la Salud municipal, y a cumplir con los compromisos contraídos públicamente por la autoridad con las y los trabajadores del sector.

Esta decisión “está motivada y respaldada por decenas de miles de funcionarios y funcionarias que persisten en la exigencia de un aumento suficiente y digno de la cifra per cápita, principal pilar de financiamiento de la Salud municipal. El incremento de este monto está en manos del Parlamento, poder del Estado al que debemos recurrir una vez más ante la ceguera y falta de empatía del gobierno con las necesidades más urgentes de las y los chilenos, como ha sido la tónica del último tiempo”, afirman desde la Confusam.

Además, agregan que “una vez más, el gobierno es incapaz de ver y anticipar la complejidad de un año 2021 en el que seguiremos bajo los efectos de la pandemia y en el que, además, deberemos retomar todas las atenciones que fueron postergadas por las personas este 2020 por miedo al contagio, sin recursos adicionales”.

Finalmente, comentaron que “a esta grave situación se suman los incumplimientos de compromisos públicamente contraídos por el ministro de Salud Enrique Paris con las y los trabajadores, quien, debido a la imposibilidad de cumplir con las evaluaciones de metas y de trato usuario como todos los años por haber estadobocados a las acciones de pandemia, se comprometió a presentar dos proyectos de ley para que esta situación no nos perjudicara. Sin embargo, hoy, tras haber tenido cerca de cuarenta reuniones con el ex Subsecretario de Redes Asistenciales Arturo Zúñiga, nos enteramos que nunca dijeron la verdad, porque estos proyectos nunca existieron. Por todo lo anterior, es que declaramos continuar en la lucha por un presupuesto que esté a la altura de las necesidades enormes que tendrá la Atención Primaria durante el próximo año, y por la dignidad de las y los trabajadores de la Salud Municipal, ante un gobierno que pretende desconocer y humillar a quienes han respondido de la mejor forma en medio del desastre, con un mínimo de recursos, demostrando lo mejor de las y los chilenos”.