Obispos reconocen “dolor y vergüenza” en previa reunión con papa Francisco

Aseguraron que es imperativo “atender el dolor de las víctimas”. El obispo Juan Ignacio González explicó que defendió a Barros porque estaba “herido”.             

Previo al encuentro que sostendrán este martes con el papa Francisco, el obispo auxiliar de Santiago, Fernando Ramos y el obispo de San Bernardo, Juan Ignacio González, manifestaron tener “dolor y vergüenza” por los abusos ocurridos al interior de la Iglesia.

En una extensa conferencia de prensa, los religiosos plantearon que “nuestra actitud es de dolor y vergüenza, porque hay personas que han sufrido abusos en ambientes eclesiásticos”.

Ramos aseguró que “atender al dolor de las víctimas es un imperativo muy grande. Quizá tenemos que pedir perdón no sólo siete veces, sino 70 veces siete, el tema es que nuestro perdón sea reparador”.

Por su parte, González indicó que “el Papa nos ha dado un ejemplo muy claro de lo que tenemos que hacer (…) El punto central son las víctimas, y siempre se puede reparar. Si hacemos las cosas, bien con humildad, siguiendo la enseñanza de Jesús, creemos que podemos reparar todas las heridas de la sociedad chilena y de las víctimas”.

Una de las víctimas de Karadima, Juan Carlos Cruz, criticó a González y aseveró que “no lo he visto en mi vida. La verdad según obispos de Chile es bien distinta a la que vivimos todos”.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!