Obras de Giulio Di Girolamo se exhiben en UTalca

Toda la comunidad puede apreciar la muestra del artista, quien donó parte de su trabajo a la casa de estudios superiores.

TALCA.- Obras pertenecientes al destacado pintor nacional, Giulio Di Giloramo (1902 – 1998), están siendo exhibidas de forma gratuita en el Centro de Extensión de la Universidad de Talca (2 norte 685, Talca) donde los asistentes podrán apreciar 20 dibujos del artista en los que se destacan los retratos.

La Universidad de Talca cuenta con una parte del trabajo del artista, compuesta principalmente por paisajes, naturalezas muertas y retratos, así como también afiches realizados durante las décadas del cuarenta y cincuenta.

Marcela Albornoz, directora de Extensión Cultural-Artística de la Universidad de Talca, comentó que “la colección artística de la Universidad de Talca posee una valiosa donación realizada en vida por Giulio Di Girolamo, la que da cuenta de la prolífica actividad creativa de este artista, a la que se suma su incursión en el trabajo de vestuarista para el cine italiano y muralista. Para nosotros es muy importante que la comunidad conozca su trabajo que se ha transformado en un extraordinario patrimonio artístico de la ciudad”.

Trayectoria

Giulio Di Girólamo nació en la ciudad de L’Aquila degli Abruzzi, Italia. Su biografía publicada en la página sobre artistas visuales chilenos da a conocer que a los 15 años lo contrataron distintas empresas gráficas en Roma, época de la cual datan sus primeras obras al óleo. En forma paralela estudió cultura clásica, griego y latín.

En 1918 realizó su primera exposición de óleos y al año siguiente obtuvo el Bachillerato del Liceo Classico de Roma. En 1925 obtuvo la Licenciatura en Arte de la Accademia di Belle Arte de Roma.

En 1948 llegó a Santiago de Chile donde abrió la Academia di Girólamo donde impartió clases de pintura, dibujo, historia del arte, perspectiva, anatomía artística y escenografía.

Regresó a Italia en 1972 donde se desempeñó como consultor artístico de la Santa Sede y diseñador de paramentos litúrgicos para el cardenal Baggio y otros prelados del Vaticano. Se dedicó además a la restauración de obras de arte y a la pintura. Volvió a Chile en forma definitiva en 1991, lugar donde ya había formado una familia de connotados artistas.

El gobierno de Chile le otorgó la Nacionalidad por Gracia en marzo de 1997, un año antes de su fallecimiento.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!