Omar Gutiérrez, director (PyT) de Serviu Maule: “Queremos una política habitacional mas presente y dialogante con los ciudadanos”

El servicio público asumió la gestión de soluciones habitacionales para 8 grupos organizados que reúnen a más de 500 familias de Parral con necesidad de vivienda.

 

Ante la falta de proyectos inmobiliarios para satisfacer la demanda de viviendas sociales en Parral, Serviu Maule asumió la gestión de soluciones habitacionales para 500 familias, aproximadamente.

Lo anterior responde a una decisión de la propia ministra de Vivienda y Urbanismo, Paulina Saball, con el propósito de focalizar la atención de las necesidades de los comités Carmelitas 2, San Francisco de Asís, Villa Soledad 2 y Valle Hermoso. Algunos de estos grupos llevan hasta 8 años esperando a que las empresas de gestión habitacional les ofrezcan proyectos factibles de construir con subsidio del estado.

La información fue proporcionada a las directivas de los mencionados comités por Omar Gutiérrez, director de Serviu Maule, en un encuentro que permitió dar a conocer la carta de navegación y establecer tareas conjuntaspara la elaboración de los proyectos habitacionales definitivos.

En lo inmediato, el enfoque estará en la adquisición de terrenos que reúnan las condiciones para la construcción de viviendas dentro del límite urbano, lo que se presume no será una gestión rápida, considerando su escasez y la especulación que se realiza en torno a su valor monetario.

A pesar de esto último, la presencia del director (PyT) de Serviu Maule y su equipo en Parral fue una clara señal que permite recobrar las confianzas de los dirigentes en términos de entregar soluciones habitacionales a cerca de 500 familias que, en la actualidad, viven dispersos por todo Parra en condiciones de arrendatarios o como allegados.

“Nos vamos súper contentas. Tendremos una reunión con el comité para explicar lo que nos dijeron acá. Yo creo que vamos a tener más expectativas por acá que por la otra parte. Así que súper contenta, tranquila, con mucha fe que nos resulte todo esto”, dijo Solange González, secretaria del comité habitacional Carmelitas 2.

“Me retiro muy feliz porque ahora vamos a explicar a nuestro comité que tenemos una esperanza. Vamos a tener información cuando se requiera. Podremos consultar y dar a conocer los avances. Así que muy contenta porque nos habíamos sentido abandonadas. Íbamos de un lugar a otro. Se tiraban a la pelota para todos lados y no teníamos solución”, recordó María Vásquez Castillo, presidenta del comité San Francisco de Asís.

“Nos vamos optimistas, porque ya tenemos el respaldo de Serviu. Nosotros como estábamos,no teníamos algo concreto. Pasaron muchos años y no teníamos respuesta alguna. Nos unimos con los demás comités para llegar a esta instancia con el Ministerio de Vivienda y ahora acá tenemos respuestas concretas”, aseguró Sandra Mella, presidenta del comité Villa Soledad 2.

En la cita, el director (PyT) de Serviu Maule comprometió una gestión más cercana con las familias, como lo es el propósito del Gobierno de la Presidenta Bachelet.

“Haremos una reorganización de nuestra gestión como Serviu en la zona, generando un proceso de mayor presencia, más acompañamiento a los proyectos de vivienda social, sean privados o nuestros. Como Serviu, queremos que las familias lleguen con sus proyectos a buen puerto, porque eso es lo que estaba obstaculizando el desarrollo de los proyectos. Nosotros queremos una política habitacional más presente, más dialogante con los ciudadanos”, sentenció Omar Gutiérrez.

En el encuentro con los dirigentes el director (PyT) de Serviu Maule fue acompañado por el delegado en la Provincia de Linares, Rafael Viguera; el jefe del Departamento de Operaciones Habitacionales, Eduardo Vásquez; la jefa de la Unidad de Gestión Social, María Alejandra Guerrero; y el jefe de la Unidad de Suelo, Víctor Hugo González. Todos ellos serán actores relevantes en cada una de las acciones destinadas a resolver la demanda por viviendas de estos cuatro comités habitacionales.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!