Onemi desconocía violento simulacro de asalto en sucursal bancaria de Linares

Imagen: Radio Ambrosio de Linares en Facebook

“No teníamos conocimiento y no fuimos convocados”, aseguró el director regional del organismo, Carlos Bernales. Por su parte, Bomberos admitió su participación.

LINARES/TALCA.- Desde la Onemi aseguraron hoy viernes, 14 de diciembre, a Cooperativa que no fueron convocados e incluso desconocían la realización de un violento simulacro de asalto bancario realizado por Carabineros en Linares, Región del Maule, el pasado 29 de noviembre, hecho que dejó a dos funcionarias con estrés post traumático y tratamiento psiquiátrico.

“Nosotros no teníamos conocimiento del simulacro, tampoco fuimos convocados a la reunión de coordinación”, afirmó Carlos Bernales, director regional del organismo.

“Nos enteramos por redes sociales”, fustigó la autoridad, quien comentó que “después de un tiempo en contacto con el servicio de emergencia de Linares nos informa que se habría tratado de un simulacro del cual no teníamos conocimiento”.

“No fuimos convocados”, insistió Bernales, junto con detallar que “cuando somos convocados asumimos el liderazgo y la coordinación convocando a todos los que intervienen”.

Bomberos reconoció su participación

Por su parte, desde Bomberos admitieron su participación explicando que “nos convocaron a una reunión de coordinación una semana antes del simulacro, y participamos”, dijo el comandante Rodrigo Vidal a este medio radial de carácter nacional.

“Estábamos en un lugar al margen del procedimiento de Carabineros, así que no podíamos ver qué sucedió realmente al interior”, aclaró.

“Nos encontrábamos a un costado y en caso de que si se producía alguna explosión íbamos a actuar, y después revisamos el lugar para ver si había algún tipo de daño”, precisó.

Horas antes, a través de un comunicado de prensa, BancoEstado reconoció conocer del simulacro, que “en noviembre fue requerido por Carabineros”, pero atribuyó al “agente y el jefe de operaciones de esa sucursal”, quienes sabían de la actividad, la responsabilidad por la falta de información de los trabajadores.

El desconocimiento de los funcionarios, mayoritariamente mujeres, les hizo pensar que las amenazas de muerte con armas de fuego emitidas por 10 sujetos vestidos de overoles blancos y máscaras eran reales, lo que motivó una querella por secuestro y amenazas interpuesta por las trabajadoras Claudia Sepúlveda y Lorena Tejos.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!