Orquesta clásica del Maule realizó concierto sinfónico educativo en Licantén

LICANTÉN._ A pesar de la lluvia y el frío que se dejaba sentir, más un centenar de alumnos de segundo a sexto básico del Liceo Augusto Santelices y público general, llegaron hasta la parroquia San Miguel Arcángel para escuchar con deleite por más de una hora del Concierto Sinfónico Educativo que la Orquesta Clásica del Maule tenía preparada para todos los presentes.

La actividad, organizada por el Departamento de Cultura de la Ilustre Municipalidad de Licantén en conjunto con el Teatro Regional del Maule, fue presentada en modalidad de concierto educativo  siendo el mismo director de la orquesta, Ernesto Acher, quien previa charla con los presentes daba la posibilidad de interactuar y conocer sobre la construcción musical de obras de los más destacados compositores de la historia de la música como Beethoven, Mozart y Chaikovski.

Para el coordinador de la Orquesta Regional del Maule, Rodrigo Uribe, esta modalidad específica y didáctica de presentación lleva a que “en este caso, el director enseñe y muestre a los presentes a conocer un poco la orquesta con cada uno de sus instrumentos, para luego comenzar a tocar las piezas musicales acompañadas por imágenes lo que sin dudas ayuda a poder acercarles más a la cultura”.

“A pesar del mal tiempo, los alumnos y público general se mostraron muy interesados, destaco que este ciclo es especial para alumnos de segundo a sexto básico, ya que creemos es importante que ellos empiecen de a poco a tomar más asunto a lo que es la orquesta y música clásica”, dijo Uribe.

GUSTO POR LA BUENA MÚSICA

Para el director residente de la Orquesta Clásica del Maule, Ernesto Acher, los aires licanteninos no eran nuevos, ya que durante los meses estivales ya le había tocado dirigir en el concierto “Noches de Verano” organizado por la administración del alcalde Marcelo Fernández Vilos en conjunto con Teatro Regional del Maule y Empresa Arauco realizado en la Plaza de Armas. Sin embargo esta ocasión fue distinta ya que “la experiencia de haber compartido con el público estudiantil de Licantén fue muy linda y la mejor respuesta fue lo que pasó después del concierto con la cantidad de chicos que se acercaron a preguntar y a saludar”.

“La idea de esto tiene varios puntos, por un lado el contacto de los chicos con los muchachos de la sinfónica, después que se entretengan y pasen un rato lindo, que escuchen buena música, que tomen contacto y se encanten con el ambiente musical que se crea, no necesariamente para que sean músicos, algunos de ellos a lo mejor sí pero también es probable que simplemente por el gusto de tomar contacto con la buena música tengan un desarrollo espiritual y cultural diferente, más rico del que hubieran tenido sin este contacto. Creo que eso es aportar para el crecimiento cultural de Chile, es muy importante la defensa de lo cultural en este momento crítico en el sentido de la invasión de lo superficial, me gustaría ver más cultura y menos consumo”, señaló el director trasandino de la Orquesta Clásica del Maule.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!