Pablo Navarrete: “Los pequeños productores (sufren) con el abuso de la posición dominante de las grandes viñas, por lo que se están arrancando las viñas”

El presidente de los agricultores de Villa Alegre y Loncomilla, además de director de la Comisión Nacional de Viñateros, se reunirá con la seremi de Agricultura a tratar los problemas que aquejan a los productores de uva vinífera del Maule Sur.

SAN JAVIER.- Una difícil situación están atravesando por estos instantes los pequeños vinicultores del Maule Sur, quienes sufren en especial por las imposiciones que les imponen las grandes compañías viníferas, que están siendo acusados en estos momentos de competencia desleal contra las demás empresas medianas y pequeñas, como además de un pago no justo en los precios de producción por parte de los productores de uva vinífera.

Pablo Navarrete, presidente de los agricultores de Villa Alegre y Loncomilla -quien cuenta con alrededor de 88 socios-, además de director de la Comisión Nacional de Viñateros -que comprende 27 asociaciones gremiales de agricultores productores de vinos de todo el país, con más de tres mil pequeños agricultores-, quien denuncia las malas prácticas de las grandes viñas a nivel nacional, en desmedro del pequeño empresario vitivinícola.

Comienza señalando Navarrete que “nuestra petición, que se la hemos hecho llegar a las autoridades comenzando desde el ministro de Agricultura (Antonio Walker), es la prohibición de vinificación de uva de mesa remanentes en los packings principalmente proveniente de la zona norte, porque perjudica los volúmenes y engaña con los volúmenes de producción de vino”.

También manifiesta el presidente de los agricultores de Villa Alegre y Loncomilla es la preocupación sobre “la prohibición y derogación de hasta un siete por ciento de agua en el vino, debido a que actualmente el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) no lo controla, a pesar que desde este organismo gubernamental manifiesta lo contrario”.

Otro punto de conflicto es “la anulación o revisión de la nueva categoría de vinos semi-alcoholizados o desalcolizados que no cumplen con la definición de vinos según la ley, que fue redactada cuando estaba el (Aníbal) Aristía como director del SAG”.

A su vez, precisa Navarrete, es “la dotación de la reglamentación de nuevas plantaciones (viníferas). En Europa se acotó la plantación de viñas y, siendo el símil con el caso chileno, los pequeños productores (sufren) con el abuso de la posición dominante de las grandes viñas (Concha y Toro, Santa Rita y San Pedro), por lo que se están arrancando las viñas en todo el territorio nacional, mientras que las grandes compañías están creciendo en forma exponencial, debido a que es un buen negocio para ellos”.

“Se está solicitando -prosigue el director de la Comisión Nacional de Viñateros- la reglamentación de la denominación de origen; que se norme el etiquetado de vino en cuanto al agua, conservantes, preservantes y aditivos que contiene algunos vinos y que actualmente no son etiquetados”, tal como pone de ejemplo cuando se denunció a unos colegas vitivinícolas argentinos “que estaba llegando vino con más de un siete por ciento de agua, donde ellos solicitaron un recurso de protección donde se paralizó la exportación de vino chileno a Argentina, donde exigen que el vino de Chile vaya con una etiqueta destacada que indique el porcentaje de agua en el mismo, pero que en territorio nacional no está considerado en la ley de etiquetado”.

Un problema no menor es también el que afecta a la “falsificación de vinos de la Región del Maule, que se hace en base a agua, azúcar, mostos y alcohol”, en donde ya el año antepasado en esa zona se detectaron esas adulteraciones, pero “tuvieron un castigo de tres millones de pesos y 35 días de clausura, por lo que se está solicitando por parte del gremio que se aplique pena de cárcel para quienes cometan este delito, que se endurezca la ley y las multas al respecto”

Por este motivo, mañana martes 31 de julio como asociación se reunirán en Talca con la seremi de Agricultura, Carolina Torres, en compañía del director regional de Indap Maule, que es la misma solicitud que están realizando todas las demás agrupaciones del país afectadas por los motivos antes señalados, además de solicitar “que el fomento actúe, porque hoy en día las grandes empresas poseen apoyo, mientras que el ‘patio trasero’ estamos levantando las viñas, en donde se vive un proceso de abuso de posición dominante que se ha demostrado en la Fiscalía Nacional económica que atenta contra la dignidad del hombre y la mujer del campo chileno”, finaliza Navarrete.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!