Paciente salvó su vida gracias a nuevo procedimiento de telemedicina en el Hospital de Curicó

La tecnología disponible en urgencias de este centro asistencial permitió salvar a un adulto mayor que sufrió un accidente cerebro vascular durante el mes de octubre.

CURICÓ.- Luis Guillermo Díaz Agusto, de 68 años, sufrió un accidente cerebro vascular el pasado mes de octubre, desplomándose repentinamente en el living de su casa en el sector de la Isla en Sagrada Familia. Con poco tiempo a su favor, los profesionales del hospital de Curicó y Talca pudieron salvar su vida gracias a la primera trombólisis teleasistida realizada en la sala de reanimación del centro de salud. En menos de dos meses se han realizado cuatro intervenciones de este tipo.

Se calcula que desde ocurrido un accidente cerebro vascular, existe un límite de tiempo cercano a las cinco horas para recuperar la circulación de la sangre y evitar la muerte o daños irrecuperables de un paciente. En ese escenario los minutos valían oro para Luis, quien inicialmente fue trasladado desde su hogar a Lontué y luego al Servicio de Urgencias del Hospital de Curicó, donde sería intervenido.

El jefe del servicio de Urgencias, doctor Mauricio Espinoza, describe la situación: “él llegó con una parálisis de sus extremidades superiores e inferiores, llegó afásico, es decir sin posibilidad de hablar. Se obstruyó una arteria de su cerebro, situación por la cual se comienza a producir la muerte de millones de neuronas por minuto, por lo tanto los esfuerzos médicos consisten en administrar un fármaco que permita recuperar la circulación por la arteria obstruida y permitir que la sangre llegue nuevamente al territorio de neuronas comprometidas”.

La compañera del afectado, Mariana Carrasco, recuerda lo vivido expresando que “yo iba muy nerviosa, porque al enviarlo a Talca se habría perdido mucho tiempo, además mi marido iba muy mal, inconsciente total. Nunca imaginé que pasaría por algo así, pero gracias a Dios fue muy buena la atención, el médico a cada rato salía a hablar conmigo para explicarme lo que estaba pasando”.

El procedimiento, primero de este tipo en el hospital de Curicó, “consiste en la administración de un fármaco de uso endovenoso con la asesoría directa de un neurólogo especialista, quien desde el Hospital de Talca y durante todo el proceso de atención está conectado en tiempo real con nuestro servicio de Emergencias y con el paciente, a través de un sistema de tele conferencias que se instaló para ese propósito”.

Gracias a esta tecnología, explica el doctor Espinoza, “el neurólogo ve al paciente, dirige las acciones, revisa exámenes, ve las imágenes de scanner y da la orden de suministrar el fármaco correspondiente. Por otra parte, nuestro personal, antes de iniciar este proyecto, fue sometido a una preparación exhaustiva, a fin de que todos sepan el rol que deben jugar dentro de este procedimiento”.

“El procedimiento iniciado por el Hospital de Curicó ha sido reconocido a nivel ministerial como un gran avance para la región, comparativamente al resto de Chile, donde en la mayor parte de los casos aún no existe”.

Gracias a la rápida actuación del equipo médico, don Luis “recuperó y sigue recuperando su capacidad de habla, también la movilidad de sus extremidades, lo que es excepcional en estos casos, e incluso hoy tiene la posibilidad de una recuperación absoluta”, asegura el médico.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!