PDI detuvo a delincuentes que utilizaban equipo inhibidor de señales

Los detenidos es una pareja de imputados, quienes hace unas semanas ocultaban un millonario botín sustraídos desde un centro de estética en Talca.

TALCA.- La Policía de Investigaciones (PDI) Talca logró detener a una pareja de delincuentes que, por medio de un equipo electrónico denominado “inhibidor de señales” que se utiliza para neutralizar las alarmas de seguridad, teléfonos celulares e incluso las radios policiales, utilizaron con el fin que no los detuvieran.

El acto delictual afectó hace tres semanas al salón de balleza “Live”, localizado 17 Oriente con 1 Norte, desde donde sustrajeron insumos importados de uso exclusivo para el local, avaluados en 12 millones de pesos, donde incluso robaron la cámara de seguridad con que contaba el local.

El subprefecto, Germán Parra, jefe de la Brigada Investigadora de Robos (Biro) de la PDI de Talca, explicó que se recuperaron especies avaluadas en cerca de cinco millones de pesos, luego del registro de un domicilio ubicado en las calles 20 Norte con 4 Oriente. Precisó que en este lugar vivía una pareja, donde se incautaron no sólo los productos robados.

En el lugar se recuperó un equipo electrónico llamado “inhibidor de señales”, además de un arma de fogueo con cuatro municiones, muy similar a una pistola de verdad. El subprefecto Parra precisó que, en coordinación con la fiscalía, se buscará asociar a los dos imputados a otros delitos similares que han afectado al comercio talquino.

Los detenidos corresponden a Hugo Alejandro Poblete Marín, de 32 años; y Jennifer Rojas Fuentes, de 35 años. En audiencia judicial, la fiscalía presentó cargos criminales contra ambos como autores de los delitos de receptación de especies robadas y tenencia de herramientas destinadas a cometer delitos contra la propiedad.

Respecto a la mujer, la fiscalía solicitó la medida cautela de firma periódica, porque no registra condenas anteriores. Distinta suerte corrió Hugo Poblete, debido a que le decretaron prisión preventiva por peligro para la seguridad de la sociedad.

El sujeto registra numerosas condenas, la última del año 2008 por robo con violencia a 15 años de cárcel, la cual cumple con libertad vigilada. Así este imputado fue enviado a la cárcel por orden del Juzgado de Garantía de Talca, donde se fijó en dos meses el plazo de cierre de la investigación.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!