Piñera advierte que un grupo de parlamentarios está pretendiendo “escribir una Constitución paralela”

0

En su participación en el “Encuentro anual de la industria” organizado por la Sofofa, el Presidente Sebastián Piñera abordó la discusión constitucional y aseguró que un grupo de parlamentarios está pretendiendo escribir una Carta Magna paralela a través de “artículos transitorios”.

Antes de responder las preguntas de los expositores, el Mandatario explicó que quería referirse a “ciertos temas básicos que tenemos que enfrentar y resolver” porque, aseguró, de lo contrario “vamos a estar escribiendo sobre arena y no sobre roca”. “Este es un momento para hablar fuerte y claro”, dijo.

En este sentido, el Mandatario enfatizó “el respeto a la Constitución, la ley y el Estado de Derecho y el respeto a las atribuciones y autonomías de los distintos poderes del Estado”, agregando que “lo que estamos viendo es que un grupo de parlamentarios, haciendo un uso abusivo de un resquicio, están pretendiendo escribir una Constitución paralela sin modificar la Constitución vigente a través de artículos transitorios».

«Eso no solamente es profundamente inconstitucional, sino que es un camino que conduce a la destrucción de la institucionalidad”, comentó Piñera, quien anunció que “como gobierno, naturalmente vamos a intentar en el proceso legislativo corregir esta elusión, este abuso, este resquicio y, de lo contrario, vamos a recurrir al Tribunal Constitucional, porque no solamente es una opción, es una obligación”.

La intervención del Presidente se produce en medio de la discusión por un segundo retiro del 10% de los fondos de AFP -al que el gobierno reiteró su rechazo- y de la propuesta de un grupo de parlamentarios de oposición para modificar el quórum de la Convención Constitucional.

Proyecto de Vallejo para que convención modifique quórum genera críticas

“Populismo significa tomar medidas que satisfacen las expectativas de corto plazo, pero ignoran las consecuencias permanentes”

Durante su intervención en la Sofofa, Piñera también aseguró que “estamos enfrentando un grave deterioro en la legitimidad de las instituciones, y un gravísimo deterioro en la calidad de la política” y agregó que “esto lo envuelve una palabra que es la palabra ‘populismo’”.

“Populismo significa tomar medidas que satisfacen las expectativas transitorias y de corto plazo, pero ignoran absolutamente las consecuencias permanentes y de largo plazo de las medidas que se proponen. Es estar legislando en base a las redes sociales o en base a las encuestas del día y no legislando como corresponde, por el interés permanente de Chile y todos los chilenos”, comentó el Mandatario durante su intervención.

Piñera vinculó el “populismo” con la “droga” porque, a su juicio, “genera una sensación pasajera de bienestar, pero genera posteriormente consecuencias permanentes y gravísimas en la calidad del cuerpo social. Y ha demostrado que es contagioso porque se está expandiendo, y este contagio no es solamente en Chile, vemos que están ocurriendo fenómenos similares en muchos países del mundo”.

“El gobierno tiene una obligación de conducir el país”

Piñera también abordó en su discurso el rol del gobierno tras el estallido social del 18 de octubre.

“Lo cierto es que a partir de octubre se desataron o se generaron tres movimientos distintos, simultáneos pero distintos en naturaleza: primero, una ola de violencia irracional, destructiva que nadie puede aceptar; segundo, demandas sociales de los ciudadanos que son perfectamente legítimas y, tercero, una exigencia o demanda por buscar un nuevo pacto social, que tenía que ver con revisar y lograr un nuevo acuerdo respecto a la Constitución”, dijo Piñera.

El Mandatario agregó que a esto se sumó la pandemia del coronavirus y la recesión mundial. “¿Cómo salimos de esto? El gobierno tiene una obligación de conducir el país, frente a los hechos de octubre reaccionamos con una agenda de seguridad ciudadana (…), ahí están proyectos que estaban presentados de mucho antes y que aún no son aprobados por el Congreso. Por ejemplo, modernización de Carabineros y policías; la creación de un sistema nacional de inteligencia, ley de control de armas (…), una ley de infraestructura crítica (…), ley combatir con mayor eficacia el terrorismo, el narcotráfico y que nos permita enfrentar mejor a los encapuchados. Esa agenda sigue empantanada en el Congreso”, sostuvo.